23 provincias siguen en alerta


Un total de 23 provincias del territorio nacional continúan en alerta, de las cuales dos están en rojo, 10 en amarilla y 11 en verde, informó ayer el Centro de Operaciones de Emergencias (COE).

El COE señaló en su informe que 16,017 personas siguen fuera de sus hogares. De ese total, 941 se encuentran en los albergues oficiales, mientras 15,076 están en casas de familiares y amigos.

Además indica el periódico Diario Libre que  57 comunidades están aisladas, fueron 188 viviendas destruidas, 4,588 viviendas permanecen anegadas, mientras que unas 861 están parcialmente destruidas, además, 58 acueductos aún continúan afectados. Catorce puentes y cinco carreteras presentan daños.

Una publicación compartida de José Peguero Ensegundos.do (@josepeguero) el

Las provincias en alerta son Montecristi y Duarte en rojo. El Seibo, Hato Mayor, Samaná, Espaillat, María Trinidad Sánchez, Monte Plata, Sánchez Ramírez, Valverde, San Pedro de Macorís y Santiago en amarillo.

En verde Puerto Plata, La Altagracia, Hermanas Mirabal, San Juan, Santiago Rodríguez, Santo Domingo, La Vega, Monseñor Nouel, Azua y Distrito Nacional.

Miches y SFM

Barrios de Miches y San Francisco de Macorís fueron intervenidos por el Ministerio de Obras Públicas (MOPC), con amplios operativos de limpieza, retirada de lodo y escombros, habilitación del tránsito, fumigación de viviendas y operativo médico.

Obras Públicas designó una comisión evaluadora de los daños y ha diseminado seis mil hombres en todo el país para recobrar la normalidad.

La Corporación del Acueducto y Alcantarillado de Santo Domingo (CAASD), dispuso la permanencia de equipos de esa institución para ofrecer apoyo a los organismos y autoridades de la provincia El Seibo y el municipio de Miches, uno de los más afectados, con el abastecimiento de agua en camiones cisternas y envasadas en botellitas y botellones.

Moca pide ayuda

Familias del barrio Los Panchos, donde colapsaron 11 viviendas por la crecida del río Moca, en esa provincia, solicitaron a las autoridades que los incluyan en los proyectos habitacionales que construyen aquí para los damnificados de las lluvias de noviembre y diciembre del 2016. Las familias afectadas están en casas de familiares y amigos, en el mismo lugar donde ocurrió la riada.

Dos desaparecidos

En la Línea Noroeste continúa la búsqueda de dos ciudadanos haitianos que fueron arrastrados por el río Yaque del Norte. Los dos hombres, aún sin identificar, fueron arrastrados por las aguas del referido afluente cuando intentaron salir en busca de ayuda para otros 48 compatriotas que quedaron atrapados el pasado viernes en varias fincas bananeras, ubicadas en el distrito municipal Hatillo Palma, provincia de Montecristi.

Las personas que desde el pasado miércoles se mantenían en los albergues en el Gran Santo Domingo retornaron en su totalidad a sus hogares.

Cincuenta y siete estaban en el salón del cuerpo de bomberos de La Ciénaga y en la casa comunitaria del mismo sector y, de acuerdo con los bomberos, el viernes en la tarde salieron del albergue porque el río Ozama no había subido su caudal. De igual modo, los 147 que desde la misma fecha permanecían en el salón multiuso de la funeraria de La Zurza, también retornaron a sus casas en la ribera del Isabela, informó ayer el administrador Fernando Urbáez. Los que ocupaban los albergues en Santo Domingo Norte también comenzaron a regresar a sus casas desde el viernes y ya el sábado los lugares estaban desocupados, sobre todo las escuelas que debían ser limpiadas para la continuación de la docencia este lunes.