Otro lugar donde las condiciones son intolerables en Puerto Rico es el aeropuerto de San Juan.

Decenas de pasajeros se encuentran varados, llevan días durmiendo en el suelo, sin aire acondicionado, con poca comida y escaso dinero. Solo esperan que les confirmen sus boletos para escapar y dejar atrás la devastación que dejó María.

Compartir
Periodista egresado de la Universidad Católica Santo Domingo.