El aspecto del cabello influye en el ánimo


Tu cabello no está sólo para que te hagas peinados o te lo recojas con una liga. El cabello te mantiene abrigado porque preserva el calor (se pierde un 90% del calor del cuerpo a través de la cabeza). El cabello también protege al cuerpo contra lesiones.El pelo en la nariz, las orejas y alrededor de los ojos protege esas áreas sensibles del cuerpo contra el polvo y otras partículas pequeñas.

Una persona en promedio tiene cinco millones de pelos. El cabello crece en toda la superficie del cuerpo menos en los labios, las palmas de las manos y las plantas de los pies. Un cabello necesita cerca de un mes para crecer media pulgada. La mayoría crece por hasta seis años y después se cae. En su lugar nace cabello nuevo.

Cambios en el grosor

El cabello está hecho de muchas fibras de proteína y esas fibras se vuelven más pequeñas y tienen menos pigmento a lo largo de los años. Es así como el cabello grueso y áspero de un adulto joven se convierte con el tiempo en un cabello delgado, fino y de color claro. Asimismo, muchos folículos pilosos dejan de producir nuevos cabellos. Casi todas las personas viven alguna pérdida de cabello con la edad.

La temida calvicie

Lo normal es perder 100 cabellos diarios. Si pierdes más debes ir al dermatólogo. Te darás cuenta cuando te cepilles el pelo o en la almohada. Los hombres pueden comenzar a mostrar signos de calvicie desde los 30 años de edad y muchos están casi calvos alrededor de los 60 años. Las mujeres también pueden desarrollar un tipo similar de calvicie a medida que envejecen. El cabello se vuelve menos denso y el cuero cabelludo puede hacerse visible.

Liso, rizado, ondulado

El cabello puede ser, según su estructura y apariencia física, liso, lacio o lisótrico. La forma del folículo es circular y está orientado verticalmente a la superficie de la piel formando un ángulo recto con ella. Ondulado o cinótrico. Tiene forma oval y está orientado formando un ángulo agudo. Rizado o ulótrico. Tiene forma elíptica y la orientación es paralela a la superficie de la piel.

Normal, graso o seco

Normal. La emulsión epicutánea está equilibrada. El aspecto del cabello es brillante, suave y aterciopelado. Seco. La emulsión contiene poca grasa y poca agua. El aspecto del cabello es áspero y quebradizo. Graso. La emulsión epicutánea tiene alto contenido en grasa. El aspecto del cabello es brillante y pegajoso.

Estado de ánimo

El cabello es uno de los temas que más preocupa a las mujeres. Su aspecto influye enormemente en el estado de ánimo. El 95% de las mujeres y más de un 81% de los hombres admite que su cabello influye en su estado de ánimo, es un factor determinante a la hora de mostrar confianza y seguridad, según un estudio del Instituto de Tricología de Reino Unido. Y, en general, las mujeres suelen ser muy críticas y rara vez están satisfechas con el peinado.

 

Para que luzca bien, come bien

Nutricionistas recomiendan que para tener el cabello con un crecimiento saludable, es importante comer bien. Las verduras y frutas son esenciales para tener el cabello en un excelente estado, ya que aportan vitaminas y minerales como el ácido fólico, el zinc, y vitaminas A, B y C. La vitamina omega 3 -que está presente en el pescado y en la linaza- es la mejor para nutrir el cabello.

Todos los días

El Instituto de Tricología del Reino Unido, señala que lo mejor es lavarse todos los días el cabello para evitar problemas de resequedad en el cuero cabelludo, además de otros malestares producidos por la contaminación. Mantenerlo limpio y acondicionado es el mayor síntoma de salud de una melena.

Planchas, secadores

Puedes usar secadores o planchas, siempre y cuando no estén muy calientes. Una buena manera de comprobarlo es poner la plancha sobre la piel. Si te abrasa y no lo aguantas, no lo uses en tu cabello. No va a quedar más liso porque esté más caliente, es una idea equivocada que se tiene. Ponla a 180 grados y pásalo más despacio. . No se trata de no usarla, sino de hacerlo correctamente.

Cada seis u ocho semanas

Lo ideal es no dejar que pasen más de seis u ocho semanas sin cortarte el cabello. No es que cortándolo con esta frecuencia vaya a crecer más fuerte y sano, sino que vas a evitar que se parta. El pelo es como una cremallera, si se parten las puntas ese resquebrajamiento sube y al final, parte la fibra. Es muy importante que lo haga un peluquero, porque su corte es limpio. Cuando no usas tijeras adecuadas, el corte también daña la punta.

Cantidad de melanina

El color del cabello de una persona está determinado por la cantidad y distribución de la melanina en la corteza de cada cabello (la misma melanina que existe en la epidermis). El cabello contiene también un pigmento amarillo-rojizo; las personas con cabello rubio o pelirrojo sólo tienen una pequeña cantidad de melanina en su cabello. El cabello se vuelve gris cuando las personas envejecen, porque ya no se forma pigmento.

Signo de envejecimiento

El cambio en el color del cabello es uno de los signos más obvios del envejecimiento. La coloración la da un pigmento llamado melanina, que producen los folículos pilosos. Los folículos son estructuras en la piel que producen y permiten el crecimiento del cabello. Con la edad, los folículos producen menos melanina y eso provoca las canas. El encanecimiento comienza con frecuencia hacia los 30 años de edad.

Fuentes consultadas: Holadoctor.com / Biblioteca Nacional de Medicina Fundación Nemours Academia Americana de Médicos de Familia El Instituto de Tricología de Reino Unido