El hombre que dejó todo para recorrer Australia junto a su gata


De un día a otro, el autraliano Rich East se aburrió de todo y optó por vender sus pertenencias, dejar su trabajo y cambiar su estilo de vida, para viajar por Australia. Sin embargo, hubo una pequeña compañera de quien no pudo deshacerse y que terminó por unir a su aventura: Willow, su gata.

Hace dos años, Rich y Willow abandonaron su hogar en Hobart (Tasmania, Australia) y se dispusieron a recorrer todo el país en una furgoneta. “Vendí mi casa, mis posesiones y dejé mi trabajo para poder hacer el viaje de mi vida. Pero a lo que no pude decir adiós fue a mi gata, así que la decisión obvia era llevarla conmigo”, cuenta el joven al portal de entretención BoredPanda.

Lo anterior ocurrió en mayo de 2015 y, desde esa fecha, ambos han recorrido más de 50 mil kilómetros del país. “Completamos la visita de los 6 estados y 2 territorios de Australia. Hemos conseguido muchas cosas juntos y hemos visto lugares increíbles (…) incluso hemos acampado en montañas”, señala.

Si embargo, a muchos de sus seguidores les asalta la duda sobre cómo hace Rich para no perder el rastro de la felina en tan alejados lugares. Pues, el viajero cuenta que la gatita lleva un arnés para estar segura, en el que además tiene un rastreador que le permite saber siempre donde está.

“A Willow le encanta este estilo de vida. Lleva un arnés para estar segura y saber dónde se encuentra. Casi siempre está suelta y disfruta explorando los alrededores”, relata.

Rich comparte todas sus aventuras en redes sociales. Incluso, tiene un sitio web, y dos perfiles (en Instagram y Facebook) dedicados a su gata viajera, en donde comparte fotografías, historias y otros materiales de Willow y, en segundo lugar, de él.

“Nos encanta compartir nuestras aventuras con el mundo. Me hace feliz recibir mensajes de personas que dicen que vieron nuestras fotos y les alegró el día, me motiva para seguir viajando y pasar nuestros días en bosques y playas. Aunque casi hemos llegado de vuelta al punto de partida, no parece que vayamos a parar. Esta es nuestra vida ahora y nos hace felices”, expresa.

Finalmente, Rich admite sentirse muy feliz con su drástica decisión, que lo ha llevado a crear un fuerte vínculo con su gata. “No imagino hacer este viaje sin ella. Es la mejor compañera de viajes”, finaliza.