Vendió todo para invertir en bitcoins: rotundo cambio de vida


A simple vista, Didi Taihuttu tenía todo lo que una persona desea. Una familia junto a su mujer y sus tres hijas, una casa grande y cómoda, un auto, una moto y una empresa que él mismo se encargó de fundar. Sin embargo, el holandés de 39 años intuye un boom del bitcoin en los próximos años. Su pálpito lo llevó a cambiar su vida por completo.


Casi todo lo que tenía lo vendió. Puso su casa en venta por 85 bitcoins, una suma equivalente a los 300 mil euros. No fue hasta que su historia disparó el interés de los medios que logró realizar la transacción. También remató su auto, su moto, incluso juguetes que sus hijas ya no usaban y otros artículos de consumo familiar.

Taihuttu está convencido de que el bitcoin es el futuro. La tecnología que está detrás de la moneda elimina la necesidad de un tercero, como un banco, que apruebe los pagos. Una red informática mantiene el registro de todas las transacciones. “La gente dice: ’¡Estás loco!’”, le dijo a Business Insider. “En cinco años, todos dirán: ’Podríamos haberlo visto venir’. Estoy respondiendo a ese cambio ahora”.

El punto de inflexión fue un viaje de nueve meses por Australia Asia, junto a su esposa y tres hijas. Durante la aventura, se encontró con comerciantes ya adentrados en el mercado de la criptomoneda. Las charlas lo motivaron. “Soy emprendedor, así que cuando escuché sobre bitcoin por primera vez, dije: ’Hagamos esto’”.

Entonces, el fundador de IP Computer Training Centrum vendió todo y su vida dio un giro de 180 grados. Su casa lujosa de cuatro dormitorios y 200 metros cuadrados cambió por un chalet en un camping. Sus tres hijas, que antes tenían una habitación para cada una, ahora duermen todas juntas.

A la espera de una revolución del bitcoin, la familia Taihuttu aún se acostumbra a un nuevo estilo de vida, mucho más minimalista y modesto que el anterior. Lejos de la ciudad, rodeados por la naturaleza, continúan vendiendo los artículos del hogar que les quedanApuestan por desligarse del materialismo.

“En última instancia, fue el factor decisivo para que mi esposa dijera que sí a este plan”, explicó. “La educación es lo mejor para los niños. Si criás a tus hijos para que sean demasiado materialistas, no es bueno. Y eso es lo que estábamos haciendo, para ser honesto”, agregó.

Taihuttu
 planea extender su estilo de vida hasta 2020. En ese momento, confía, su riqueza será tres o cuatro veces mayor gracias a la explosión del mercado. ¿Y si sus estimaciones fallan? “Entonces estaremos sin dinero por un tiempo, pero no creo que eso sea lo peor que nos puede pasar en la vida”.

Fuente: infobae.com