La cantante ha sido involucrada en un escándalo tras las acusaciones de acoso sexual por parte de su exguardaespaldas, apareciendo así como la primera mujer en sumarse a la larga lista de celebridades vinculadas a la polémica.

Neilson Barnard/Getty Images/AFP

Mariah Carey vuelve a estar en el ojo del huracán. Esta vez no por su carrera artística sino por pasar por el quirófano una vez más con fines de someterse  a una cirugía de banda gástrica y lograr así reducir sus medidas, tan criticadas por los seguidores.



Con este método, los pacientes buscan reducir el  tamaño de su estómago con la idea de logra la saciedad más rápido e ingerir menos alimentos. Fuentes cercanas a la cantante aseveran que ha visto prontos resultados y que se encuentra en perfectas condiciones de salud.

La noticia fue confirmada luego de que la ganadora del Grammy deslumbrara en la alfombra roja en un reciente evento en un teatro chino de Hollywood, donde lució mucho más delgada en su ajustado vestido de gala.



Entérate más:  Sospechas de sabotaje tras inexplicables fugas en gasoductos Nord Stream

Pero su nueva figura y el tema de la estética han podido acallar el escándalo en el que está involucrada la artista, luego de que su exguardaespaldas Michael Anello, la denunciara por presuntos ataques sexuales y maltratos hacia su persona, de acuerdo con el portal TMZ.

“Nazi, cabeza rapada, miembro del Ku Klux Klan y supremacista blanco”, son algunos de los improperios con los que la cantante lo habría atacado, asegura el demandante. También se refirió a la ocasión en que Carey, estando de viaje en México, lo llamó a su habitación con la excusa de mover algunos objetos vistiendo una sexy vestimenta femenina abierta. Anello se habría negado a permanecer en la habitación.

Fuente: La Botana.