Santo Domingo, RD.- El Ministerio Público solicitará un año de prisión preventiva contra Carlos García y su pareja Rosanna Reyes acusados de asesinar a su hijo de 11 meses de nacido hace un año y siete meses en el sector los tanquecito de los Botados de Boca Chica, y a pocos metros de allí lo sepultaron.

El 6 de mayo del 2016 Carlos García, Sargento de la Policía Municipal de Boca Chica, mientras se encontraba en su residencia acompañado de su pareja Rosanna Reyes, golpeó en la cabeza con un cajón de bocina a su hijo de 11 meses de nacido porque supuestamente lloraba mucho. (Lo que no entiendo es como un Sargento de la Policía Municipal puede ser haitiano)

El hombre no dejó que llevaran el bebé al médico, el niño falleció y lo sepultó en un solar baldío de la finca Las Mil Tareas, próximo a su vivienda en la calle Duarte del sector Brisas del Norte en Boca Chica.

Entérate más:  Medio Ambiente cancela autorización para intervenir el Río Yuna

Todo salió a la luz porque la mujer logró escapar de la vivienda el pasado martes y denunció que este la maltrataba, al tiempo de revelar lo que había hecho con uno de sus tres hijos. Pero la Fiscalía y la Policía aseguran hay contradicción entre ambos.

El caso es investigado por la fiscal titular de la provincia Santo Domingo, Olga Diná Llaverias, y los fiscales de Homicidios y Violencia de Genero, Ignacio Rojas y Nelson Beltré, respetivamente.

Junto a los agentes de DICRIM, rescataron a los otros dos niños de 4 y 5 años, quienes presentan, quemaduras de cigarrillos, otras agresiones físicas y maltrato psicológico. (Escucharon esto, el tipo les apagaba cigarrillos encendidos a los otros dos niños, una bestia) Los menores fueron entregados al Consejo Nacional de la Niñez y la Adolescencia.