SANTO DOMINGO.- El 67 % de los suelos del sector Domingo Savio se encuentran en riesgo de inundación y peligrosidad sísmica, por lo que el Gobierno declaró la zona como suelo no urbanizable, desestimando de esta manera el levantamiento de viviendas e infraestructuras en el sector.

Así lo dio a conocer hoy la Unidad para la Readecuación de La Barquita y Entornos (URBE) tras la realización de varios estudios.
Los estudios, presentados en rueda de prensa por el ingeniero Osiris de León, demuestran la baja capacidad de carga del suelo blando y la vulnerabilidad de la zona marginal al río Ozama.

Precisan que actualmente un 23.9 % de la franja marginal al río, en la zona de Domingo Savio, tiene riesgos de inundación, esto sin considerar cualquier fenómeno climatológico extremo que pueda afectar al país en cualquier momento.

Recordó que en septiembre de 2017 “quedó evidenciado que el cambio climático es una realidad que hoy afecta a nuestra sociedad”, ya que los huracanes Harvey, Irma y María afectaron varias islas del Caribe, algunos de los cuales aún no se han recuperado indica la nota del Nuevo Diario

“Si estos fenómenos atmosféricos hubiesen pasado por encima de nuestra isla, la zona más próxima al río Ozama, en Domingo Savio, la que ocupa una franja de 270,000 metros cuadrados, no existiría en la actualidad”, enfatizó de León.

La intención del Gobierno “ha sido abrir los sectores de La Ciénaga y Los Guandules para conectarlos con el resto de la ciudad y hacer de ellos un ejemplo de orden, seguridad y buena convivencia comunitaria, liberando los espacios necesarios para garantizar la buena circulación, instalar alumbrado y alcantarillado sanitario, construir parques, escuelas y estancias infantiles fundamentalmente”, precisó URBE en un comunicado.

Esta parte del proceso sigue en pie tal y como informó el presidente Danilo Medina en 27 de febrero pasado, pero “la ubicación de los equipamientos sociales en el sector se harán en aquellos terrenos fuera de la zona de riesgo, en este caso por ser un número reducido de construcciones y por la cantidad de espacio a liberar”, señaló la información.