“Yo ya no quiero seguir esta vida, de aquí me meteré a evangélico, quiero estar tranquilo y feliz en mi casa”, estas fueron las palabras de Luis Alberto García, mejor conocido como ‘El Pandi’, quien tenía alrededor de cuatro años viviendo debajo de un puente frente al Zoológico Nacional.

El pasado jueves ‘El Pandi’ fue retirado de la calle por el Consejo Nacional del Personal Envejeciente (Conape) y trasladado al Hospital Salvador B. Gautier, donde permanecía sentado en el piso de un cuarto exigiendo que le fuese prestada una cama para descansar.

“Dile a las autoridades de este hospital que me presten una cama, la única diferencia que tengo aquí es que estoy limpio y las cuatro paredes. Tengo más de 12 años que no duermo en una cama”, expresó Luis Alberto, a la vez que dio gracias por haber sido retirado del lugar donde estaba, ya que afirma haberse cansado de “esa vida”.

Con tristeza marcada en su rostro dijo estar arrepentido de tomar las decisiones que lo llevaron a la situación que vivía en la calle, afirmó que consumía sustancias perjudícales para olvidar todo lo que estaba pasando a su alrededor indica el Listin Diario 

“No es fácil vivir debajo de un puente, sucio, alejado de tu familia, dándole pena a las personas que pasan por ahí, pero hay veces que no hay opción y uno tiene que hacerlo y cae en el uso de las drogas para alejarse de la verdad”, dijo arrepentido.

Según explicaron las autoridades de Salvador B. Gautier, Luis Alberto García se encuentra en perfecto estado de salud, mostrando una úlcera no infectada en la pierna derecha.

La directora de Conape, Nathalie María, informó que un hermano de “El Pandi” decidió hacerse cargo de este. Sn embargo, no ha tenido comunicación con su pariente, ni ha ido a visitarlo. Para este medio fue imposible contactarlo.