Ejecutivos de Pawa Dominicana admitieron que la empresa de transporte aéreo de pasajeros tiene una situación financiera difícil y que tienen una deuda pendiente de US$3 millones.

De esta cantidad un millón 500 mil dólares se le debe al Instituto Dominicano de Aviación Civil (IDAC) y el otro millón 500 mil dólares a Aerodom.

Ayer, la Junta de Aviación Civil emitió un comunicado donde aclara que asumió durante el feriado del fin de semana, la asistencia y reubicación de los pasajeros afectados por la suspensión de la aerolínea Pawa Dominicana.

En ese sentido, informa que el pasado domingo 28, junto con el Instituto Dominicano de Aviación Civil (IDAC), gestionó el alquiler de aeronaves para transportar 56 pasajeros hacia Aruba y Curazao, mientras que este martes, 119 pasajeros fueron embarcados hacia los mismos destinos, y 80 pasajeros se dirigirán hacia La Habana, Cuba. En los vuelos de retorno, se transportará una cantidad similar en ruta hacia Santo Domingo, logrado movilizar de esta manera más de 500 pasajeros.

Al mismo tiempo, tanto en su Oficina de Atención al Usuario ubicada en el Aeropuerto Internacional de las Américas – Dr. José Francisco Peña Gómez (AILA), como en la sede central de la Junta de Aviación Civil, se han tomado en los últimos tres días más de 1,300 reclamaciones de pasajeros que han comprado boletos aéreos con la aerolínea suspendida, con la intención de asistirles en sus procesos hasta garantizar la devolución total de los montos pagados.

El Presidente de la Junta de Aviación Civil, Luis Ernesto Camilo aclaró  al periódico Diario Libre que la medida de alquilar aeronaves para transportar los pasajeros se tomó para facilitar la situación durante el feriado del fin de semana, priorizando las rutas con menor conectividad.

Elena Rodríguez, ejecutiva de Comunicaciones de Pawa Dominicana, dijo que están buscando soluciones al problema, y agregó que se está devolviendo el dinero a los pasajeros que compraron pasajes a la empresa.

Rodríguez explicó que se abrió un call center para orientar a todos pasajeros y que ya comenzaron a devolverle el dinero que se le adeuda por la compra de pasajes a diferentes destinos.

Se quejó de que las autoridades no le avisaron la suspensión.