Ella se sabe todos los temas de Mozart la Para, no se pierde una de las presentaciones del joven artista.

Trata de acompañarlo a los conciertos fuera del país. Sí, ella, la que en muchos momentos hasta se viste combinada con el intérprete urbano, es su fanática número uno y él lo sabe, y le gusta, lo disfruta y lo celebra.

Charlotte Fernández es la hija de Erickson Fernández, conocido en el medio artístico como Mozart la Para. Ella fue feliz el pasado fin de semana cuando su padre decidió complacerla y subirla a escena con él previo a la presentación de Romeo en el Madison Square Garden.

Ella es toda una celebridad en las redes sociales, canta, baila y tiene su propias redes repletas de seguidores, 518 mil en específico solo en Instagram @charlotteMVP08.

Ella es hija de una de las parejas urbanas más conocida del espectáculo en el país: Mozart La Para y su esposa Alexandra Fernández.

Con cinco años de edad logró entrarse en un bolsillo a las más de 15 mil personas que se dieron cita a este primer encuentro con Romeo, como parte de su gira Golden en este emblemático escenario de New York.

Su papá, Mozart La Para, es el artista que abre todas las presentaciones del intérprete bachatero en esta nueva gira.
Según unas declaraciones que emitió el artista luego de esta presentación que quedó grabada y fue subida a las redes logrando miles de me gusta y vistas, ella hace mucho tiempo se lo había pedido, aunque no se habían dado las condiciones para él poder complacerla.

En el año 2016 Mozart la Para confesó públicamente que su hija (en ese momento de tres años) es su debilidad. El artista con lágrimas en los ojos le aseguró a Nelson Javier “El Cocodrilo” que su primogénita le ha movido a hacer grandes cambios en su vida, luego de su nacimiento.

La nota publicada en el Listin Diario señala qur el artista fue invitado al programa “Buenas noches”, de Nelson Javier, a propósito del Día del Padre y mientras conversaban el veterano comunicador de Santiago le pidió que observara un video.

En el mismo apareció su pequeña hija diciéndole lo mucho que lo amaba y, segundos después, al artista urbano se le llenaron los ojos de lágrimas.

¿No te da vergüenza llorar en televisión?, le preguntó Nelson Javier, y él respondió: “No, porque ella es mi debilidad, mi inspiración y ella lo sabe. Mi vida cambió cuando ella llegó a mi vida y dio un giro de 360 grados”.