La Casa Blanca dijo el viernes que condenaba cualquier amenaza contra Stormy Daniels, la actriz porno que afirma haber tenido una aventura extramatrimonial con el presidente Donald Trump.

La portavoz de Trump fue consultada luego de que el abogado de Daniels, Michael Avenatti, declarara a periodistas que su cliente había sido amenazada, incluso con daños físicos, si revelaba detalles de la supuesta relación.

“Obviamente tomamos en serio la seguridad de cualquier persona”, dijo a periodistas la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Sarah Sanders.

La Casa Blanca “ciertamente condenaría a cualquiera que amenazara a cualquier persona, pero no tengo conocimiento de esa situación”, señaló.

Funcionarios de la Casa Blanca han tratado de desviar las preguntas sobre la presunta relación, remitiéndose a las negativas sobre el tema dadas durante la campaña electoral de Trump.

El problema puede afectar el apoyo de los votantes religiosos a Trump, clave para su triunfo electoral, y según parece ya ha causado tensiones entre Trump y la primera dama Melania Trump.

Daniels, cuyo verdadero nombre es Stephanie Clifford, alega que comenzó una “relación íntima” con Trump a mediados de 2006, la cual continuó hasta entrado el 2007. Entonces, Trump ya estaba casado con Melania Trump, su tercera esposa, y Barron, el hijo de ambos, tenía unos meses.

El 12 de julio se iniciarán los procedimientos judiciales para decidir si Daniels puede disolver un acuerdo de confidencialidad que firmó con el abogado personal de Trump, Michael Cohen, días antes de las elecciones de noviembre de 2016.

La estrella porno, de 38 años, ofreció el lunes devolver los 130.000 dólares que dice que recibió a cambio de no hablar del asunto.

Cohen admitió en febrero haber pagado 130.000 dólares a Clifford, pero no precisó por qué. Dijo que hizo el pago por cuenta propia y que no le fue reembolsado.

Avenatti dijo este viernes que Daniels contará detalles de la relación con Trump en el programa “60 minutos” de la cadena CBS que se emitirá el domingo 25 de marzo.

La estrella porno ya dio una versión de su presunta relación con Trump en una entrevista a la revista In Touch realizada en 2011, pero difundida en enero pasado.

Ahora, según dijo Avenatti días atrás, “ella quiere dejar las cosas claras, contar la verdad”.