El adolescente vivió el momento más terrorífico de su vida.

Un joven de 17 años de edad, vivió el peor susto de su vida, mientras se encontraba sentado en la taza del inodoro haciendo sus necesidades.



El adolescente sintió que algo extraño se movía sobre su pierna, al mismo tiempo que le apretaba con fuerza, sin embargo jamás imaginó que se trataba nada y nada menos que del taque de una pitón.

El incidente se registró el lunes pasado, dentro de su domicilio en la costa australiana.



Afortunadamente, el joven logró desprenderse del reptil mediante una patada, sin sufrir ninguna mordedura y salió corriendo del baño, encerrando a la pitón, para que no atacara a nadie más en su familia señaló TV notas.
La familia llamó Luke Huntley, un cazador de serpientes de Australia para poder liberarse del reptil que medía aproximadamente 1.8 metros de longitud.

Entérate más:  ¿Es ‘eructar’ o ‘eruptar’? La RAE responde