Ponerse senos, pompis o rejuvenecer la vagina no debería estar tan rodeado de mentiras y prejuicios.

Aquí les contamos las mentiras más peligrosas de una actividad común para las mujeres: practicarse una cirugía estética.



Entérate más:  SOMED celebra su primer congreso