EFE-CARACAS. Nicolás Maduro, el candidato a la reelección a la Presidencia de Venezuela, sigue valiéndose de la música y el baile para hacer campaña y, ahora, además de bailar salsa y boleros frente a las multitudes, también ha decidido cantar y todo esto en compañía de jóvenes artistas de todos los géneros.

Cada mitin que realiza -por lo menos tres cada día de campaña- se inicia con los acordes musicales de alguna de las canciones de propaganda interpretada por un grupo de cantantes que también bailan en una tarima, a continuación aparece Maduro bailando y riendo mientras el público aplaude y grita.

En esta campaña, a diferencia de la anterior de 2013, Maduro ha incorporado el bolero y, especialmente la mítica pieza de los años 50 Piel Canela.

“A este hombre que está parado aquí lo único que le importa es la felicidad (…) por eso me parece perfecta la canción, vamos a cantarla, vamos a bailarla, todos porque a la revolución ‘le importas tu, y tu y solamente tu’”, canta Maduro recitando la letra del puertorriqueño Bobby Capó.

La primera dama, Cilia Flores, sale de bastidores para acompañar a su marido que da unos cuantos pasos de baile para avivar a la masa de partidarios, una escena que se repite a lo largo de la campaña.

El líder de la llamada “revolución bolivariana” ha bromeado en público asegurando que el motivo por el que le envidia el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, con quien mantiene importantes discrepancias, es porque él sí sabe bailar.

Maduro ha incorporado a conocidos artistas nacionales a su campaña, como ya lo hizo de cara a sus primeras presidenciales, un grupo de cantantes que lo acompaña por todos los estados del país que visita que encienden con música las enormes tarimas.

Todo esto sucede con los habituales derroches de los oficialistas pese a que se desarrollan en uno de los momentos más críticos de la economía venezolana.