Las relaciones abiertas son aquellas donde no existen restricciones o exclusividad para encuentros amorosos con terceros; de hecho, podemos partir de la idea de que los seres humanos, por naturaleza, nos podemos sentir atraídos sexualmente por más de una persona a la vez.

“El tener una sola pareja (monogamia), solo hace parte de nuestro aprendizaje cultural; sin embargo, naturalmente, podemos sentir atracción por diferentes personas en un mismo momento o incluso estando en una relación de pareja”

¿Qué se necesita para tener una relación abierta?

En primer lugar, ten en cuenta la diferencia entre una relación abierta y si es posible amar a dos personas al mismo tiempo; solo con la claridad del asunto, sabrás si tienes la suficiente disposición y madurez para afrontar esta alternativa.

Soy Francisco Martins, coach, autor y especialista en relaciones de la Academia del Amor y, a continuación, te revelaré 7 cosas que debes saber antes de tener una relación abierta. ¡Toma atenta nota!

El entendimiento

Ambas partes deben dejar claro qué entienden por relación abierta y qué esperan de esta; además, es importante que establezcan acuerdos y límites claros, lo cual les ayudará a mantener una comunicación sana en pareja.

Autonomía e independencia

Las personas que estén interesadas en experimentar una relación abierta deben, también, tener presente su grado de independencia al igual que el de su pareja. La autonomía juega un papel importante ya que da pie a elegir y actuar de una manera más libre a partir de nuestra individualidad.

Inseguridades

A nivel individual y de pareja es ideal tener una autoestima equilibrada. La seguridad es una de las bases para permitir que una relación abierta funcione; si carecemos de dicha armonía, definitivamente, esta falencia podría derivar en celos.

Cero celos

Todas las personas somos celosas o hemos sentido celos alguna vez en nuestra vida; no obstante, el manejo de estos, puede ser un factor vital que definirá si estamos preparados para tener una relación abierta.

Empatía

Básicamente se trata de ponerse en el lugar del otro, no siempre se trata de ti. En una relación sea abierta o cerrada, es clave entender y compartir lo que siente nuestra pareja, comprender sus necesidades y llegar a pactar convenios que les permita un equilibrio con los deseos mutuos.

Libertad

Una relación de pareja es para disfrutar y ser feliz; esto, se logra mantener mediante el establecimiento de los límites y qué tanta exclusividad le damos a la relación. Específicamente, en una relación abierta, se debe dejar claro hasta dónde se está dispuesto a llegar y qué tan de acuerdo se está para este fin, con el fin de no generar malos entendidos.

Honestidad

La honestidad es vital en una relación. De nosotros depende que la relación abierta funcione; nuestra honestidad demuestra el respeto que le tenemos a esa persona especial y comunica, de manera transparente, nuestros sentimientos respecto a la dinámica que estamos llevando como pareja.

Lealtad a la pareja

La lealtad es la devoción que le tenemos a nuestra pareja, en realidad se trata de no darle la espada y mantener los lazos de la relación. Su importancia en la relación abierta radica en la seguridad y cumplimiento de nuestro amor incondicionalmente. Si este punto no es claro, difícilmente funcionará este tipo de relación.

En general las relaciones abiertas implican muchos aspectos; sin embargo, los anteriores criterios pueden considerarse los más relevantes si tenemos interés en experimentar esta opción.

Evalúa estas 7 cosas en compañía de tu pareja y definan si están listos para emprender esta nueva aventura o, por el contrario, no se sienten cómodos con este tipo de relaciones alternativas.