Construcciones como temas a tratar, temas a debatir o problemas a resolver no son aconsejables cuando la preposición a se puede reemplazar por para, que o por.

En los medios de comunicación son frecuentes frases como «Lograr construir y formar una comunidad del Caribe más resiliente […] será uno de los temas a tratar por los jefes de Gobierno del Caricom», «Convocarán a los delegados de los partidos políticos para acordar la moderación y los temas a debatir» o «La presencia de especies exóticas invasoras en los ecosistemas es uno de los principales problemas a resolver».



Las construcciones que se adaptan a la estructura sustantivo + a + infinitivo del tipo aspectos a tratar, cuestiones a resolver o asuntos a comentar constituyen un calco del francés. En español se emplean frecuentemente con sustantivos abstractos (tema, asunto, cuestión, cantidad, problema, etc.) y verbos como realizar, resolver, tener en cuenta, ingresar, deducir, comentar,etc.

Tal como señala la Gramática académica, esta construcción no es inédita en la lengua clásica, pero puntualiza que, a pesar de su extensión, goza de poco prestigio en la lengua actual y, por tanto, recomienda que en su lugar se empleen expresiones alternativas con las preposiciones por y para o con el relativo que, según resulte más apropiado.



Entérate más:  DNCD y Ministerio Público investigan hallazgo de embarcación en Barahona

De este modo, a los ejemplos citados son preferibles frases como «Lograr construir y formar una comunidad del Caribe más resiliente … será uno de los temas que tratarán los jefes de Gobierno del Caricom», «Convocarán a los delegados de los partidos políticos para acordar la moderación y los temas para debatir» y «La presencia de especies exóticas invasoras en los ecosistemas es uno de los principales problemas por resolver».

Cabe apuntar que en el ámbito mercantil y contable no son raras expresiones como total a pagar o cantidad a recibir, que en estos contextos —a pesar de corresponderse con la estructura desaconsejada— se pueden considerar admisibles, pues permiten los acortamientos asentados de a pagar y a recibir.

Por Fundéu Guzmán Ariza