Destacando una trayectoria de más de 60 años en el béisbol, incluyendo tiempo como pelotero, coach, dirigente y asesor especial de gerencias, un grupo de dominicanos inició una petición a través del portal change.org para lograr que Felipe Alou sea exaltado al Salón de la Fama de Cooperstown por el comité de veteranos del afamado museo.

Alou fue un destacado jugador con los Gigantes de San Francisco, el primer dominicano en establecerse como regular en las mayores en la década de los 50, además fue dos veces manager de Grandes Ligas con los Expos de Montreal y Gigantes y Manager del Año con los primeros en 1994.

Felipe Alou

Señala Dionisio Soldevila a través del periódico Hoy Digital que actualmente Felipe Alou es asistente especial de la gerencia de los Gigantes de San Francisco.
A continuación la carta del llamado “Comité Gestor Pro Exaltación Felipe Alou Cooperstown Hall of Fame”.

Santo Domingo, R. D.
30 de julio del 2018
Señora
Jane Forbes Clark Y Honorables Miembros del Today’s Game Committee National Baseball Hall of Fame and Museum, Inc. (Cooperstown)
Honorables miembros:

Conscientes de la gran labor que realiza esa institución al mantener vivo el recuerdo de los grandes personajes que, por sus aportes incuestionables al béisbol, han de permanecer vivos en nuestras memorias; y también como modelos de lo que representa el espíritu deportivo, el coraje y sobre todo, el honor, como principal valor que ha de engrandecer a cualquier deportista sobresaliente.

Es por todo lo antes expuesto que, el grupo de fanáticos de este deporte que suscribe el presente documento ha querido dejar constancia de su admiración y respeto por la carrera deportiva desarrollada durante casi 50 años por el señor Felipe Rojas Alou, mejor conocido en el béisbol de grandes ligas como Felipe Alou.

Vale la pena recordar algunos de sus hitos estadísticos como jugador, al haber logrado, por ejemplo: ser el primer jugador dominicano en establecerse regularmente en las ligas mayores (1958-1974); haber sido All Star en tres ocasiones (1962,1966 y 1968); haber acumulado un promedio de bateo de por vida de .285, con 206 HR y más de 2000 hits; y su hazaña como dirigente de las Ligas Mayores, ascendiendo desde coach de bateo en el 1976 a manager de los Expos de Montreal (1992-2001), y de los Gigantes de San Francisco en el año 2003.

Como manager, desarrolló una brillante carrera acumulando 1015 juegos ganados, habiendo quedado entre los Top Three primeros puestos en 3 ocasiones como Manager del Año. Es el cuarto hombre con más de 1000 victorias como manager y 200 HR como jugador. No cabe dudas de que de los 11 managers latinos que han desempeñado dicha función de manera regular, su carrera hasta ahora ha sido la más sobresaliente; sin mencionar que forma parte del 9% de todos los managers de las grandes ligas que ha ganado más de 1,000 juegos.

Si bien es cierto que sus logros en el béisbol han sido notorios, no es menos cierto que muchos de los mismos fueron logrados bajo el peso oprobioso de la Ley sureña de Jim Crow, de los prejuicios raciales de la época, donde ser negro, latino y pobre parecía cerrar
toda posibilidad de éxito para cualquier persona común. El resultado demuestra que no fue un hombre común. Su gallardía, coraje y deseos de triunfar en un medio totalmente agreste fue mayor que todos esos obstáculos.

El espíritu deportivo de Felipe Alou lo hace dueño del más alto honor entre los latinos, y debería ser un símbolo merecedor de ser preservado, exaltado y recordado, para que siga sirviendo de inspiración a tantos jugadores que llegan a las mayores, y deben enfrentar los obstáculos propios de la competencia y la adversidad.

No cabe dudas de que todo el que conoce la trayectoria del señor Rojas Alou, reconoce en él a un caballero dentro y fuera del campo de juego; un vivo ejemplo de los mejores valores que debe exhibir todo deportista que pretenda trascender, no importa la rama del deporte a la que se quiera dedicar, ya que sólo cuando se compite con coraje y el más alto sentido del honor es cuando se merece disfrutar de los éxitos y reconocimientos de manera auténtica.

Finalmente, quisiéramos solicitarles permitir que la candidatura del señor Felipe Rojas Alou como manager de las grandes ligas sea considerada por ustedes para su evaluación y posterior proceso de elección.
Estamos seguros de que de ustedes valorar los méritos cualitativos que representa este señor, harán uno de los actos de justicia de mayor trascendencia para la fanaticada latina, y estamos seguros de que los deportistas de cualquier parte del mundo reconocerán en ustedes la dignidad propia de todo aquel que honra a quien merece ser honrado.
Sinceramente,

Comité Gestor Pro Exaltación Felipe Alou Cooperstown Hall of Fame.