En el sexo, el tiempo y la duración cumplen un papel determinante, en el que los “rapiditos” son la mejor excusa para probar cosas nuevas y romper la rutina, además pueden resultar muy divertidos y placenteros.

Nota relacionada: Video: ¿Te gusta la forma en la que huele tu pareja?