Comunitarios de Sabana Perdida, denunciaron la angustia que sienten por la presencia de un cocodrilo en una cañada del sector.

Los residentes del lugar dicen que viven con mucho terror porque el reptil puede morder o “comerse” a cualquiera de la zona, principalmente a los menores que son los más vulnerables.

El cocodrilo sale a tomar sol y a buscar qué comer dos veces al día, según contaron los residentes a reporteros de Noticias SIN.

En un video que circula en las redes sociales se puede ver a un reptil, aunque los comunitarios han expresado que pueden ser dos los que estén paseándose por el lugar.