SANTIAGO.- Esmil Rogers sorteó las amenazas aguiluchas casi en todos los episodios, para colocar y le colgó seis ceros en la pizarra. Y los Tigres del Licey estropearon el debut de Bartolo Colón, para vencer a las Águilas Cibaeñas 4-0, continuando con el campeonato Vladimir Guerrero.

“Esta noche ya he podido utilizar mis curvas, tenía problemas físicos que me impedían hacerlo, y eso me ha ayudado mucho a sacar a los bateadores de peso”, dijo Rogers que se impuso a los amarillos en partido jugado a casa llena anoche en el estadio Cibao.

El serpentinero tambien le dio crédito a sus compañeros que tuvieron un buen juego a la defensiva y oportuno en a la ofensiva.

El derecho de los azules permitió cinco hits, una base, cuatro ponches, con 24 bateadores enfrentados. Después de Rogers (1-3) tiró, César Valdez (7), y Gabriel Arias (9)

La derrota fue para Bartolo Colón (0-1), en su debut esta temporada. Solo trabajo dos tercios de entradas, de una carrera, un hit y tres bases por bolas, enfrentando solo seis bateadores. Ante la inesperada salida de Colón en la misma primera entrada, el manager Rodney Linares apeló a Ranfi Casimiro (1), Yunesky Maya (3), Elih Villanueva (5),

Los felinos hicieron una en el primero cuando después de dos eliminados Hanley Ramírez negoció boleto, avanzó a tercera por imparable de Juan Francisco y anotó por dos transferencias corridas de Colón a Gio Urshella y Jorge Bonifacio, que provocó su salida temprano del box.

En el tercero fabricaron dos más frente al relevista Yunesky Maya, con imparable de Hanley Ramírez y cuadrangular de Juan Francisco.

Fue la sexta victoria corrida para los capitaleños ante los amarillos, después de perder los dos primeros.

La derrota fue la sexta corrida para las Águilas, en una seguidilla que las ha llevado desde el primer lugar al último. Ahora tienen 8-11 en el estadio Cibao y 8-10 en la ruta para un récord de 16-21.

con la derrota para Bartolo Colón (0-1), en su debut esta temporada. Solo trabajo dos tercios de entradas, de una carrera, un hit y tres bases por bolas, enfrentando solo seis bateadores.

Ante la inesperada salida de Colón en la misma primera entrada, el manager Rodney Linares apeló a Ranfi Casimiro (1), Yunesky Maya (3), Elih Villanueva (5).

La otra cara de la moneda la puso Esmil Rogers, quien sorteó las amenazas aguiluchas casi en todos los episodios, para colocar un eslabón de seis ceros en la pizarra. Permitió cinco hits, una base, cuatro ponches, con 24 bateadores enfrentados. Después de Rogers tiró, César Valdez (7), y Gabriel Arias, tiró el noveno

Por los azules Juan Francisco, jonrón y dos sencillos; Emilio Bonifacio, Hanley Ramírez, Pablo Reyes, Roberto Pérez y Sergio Alcántara, uno por terreno de nadie.