LA ROMANA.- Jenrry Mejía lució impecable en el montículo y Peter O’Brien pegó un triple remolcador de dos para que los Toros del Este vencieran 6-1 a las Estrellas Orientales, en la continuación del torneo de béisbol otoño invernal dedicado a Vladimir Guerrero, celebrado en el estadio Francisco A. Micheli.

Al ritmo de 10 imparables y un excelente picheo de Mejía, quien consiguió su primera victoria de este torneo invernal, los Toros (18-19) consiguieron su duodécimo triunfo como dueños de casa con siete derrotas.

Con esta victoria, los romanenses empataron la denominada serie de la caña ante los Orientales, 4-4.

En su segunda victoria como dirigente de los Toros, Arturo De Freites utilizó cinco relevistas para preservar la victoria. Solo Luis Santos permitió la única carrera verde.

Fue el segundo partido consecutivo en el que Jordany Valdespín conectó tres imparables y el tercer encuentro en estos últimos cuatro juegos. De su lado, con el encuentro de esta noche, Rubén Sosa, tiene de hit en sus 23 de sus 30 partidos con los Toros.

El lanzador ganador fue Mejía (1-0), quien lanzó cinco sólidas entradas en blanco, concedió un indiscutible, otorgó una transferencia y abanicó a cinco. Perdió Odrisamer Despaigne (0-2), quien laboró durante cuatro entradas de cuatro carreras producto de cinco imparables, otorgó un boleto y ponchó a cuatro.

La tropa taurina atacó desde el primer episodio al derecho Odrisamer Despaigne cuando con Rubén Sosa en la antesala y Jordany Valdespín en la intermedia, Peter O’Brien pegó un triple por el bosque central que limpió las almohadillas.

El partido se mantuvo sin anotaciones hasta el quinto episodio cuando el conjunto de La Romana fabricó un rally de cuatro carreras cuando con bases llenas, Valdespín bateó un rodado a manos del lanzador José Manuel Fernández, quien tiró un lanzamiento descontrolado a la inicial, que provocó que los romanenses anotaran dos más. La sexta vuelta llegó gracias a un elevado de sacrificio de Teoscar Hernández.

En la sexta entrada, los Orientales marcaron su primera vuelta producto de un elevado de sacrificio de Francisco Mejía.