El jefe de la diplomacia estadounidense, Mike Pompeo, dio este martes 60 días de plazo a Rusia para cumplir “plenamente” el tratado sobre armas nucleares conocido como INF, del que Washington ha amenazado con retirarse por el incumplimiento ruso.

“Estados Unidos declara hoy que Rusia ha violado sustancialmente el tratado y suspenderemos nuestras obligaciones (…) en 60 días, a menos que Rusia vuelva a cumplirlo plenamente y de forma verificable”, dijo Pompeo tras una reunión con sus 28 pares de la OTAN en Bruselas.

Mike Pompeo

Los aliados expresaron en una declaración de diez puntos su apoyo a Estados Unidos, cuyo expresidente Ronald Reagan firmó en 1987 este tratado de fuerzas nucleares de alcance intermedio (INF, por sus siglas en inglés) con el entonces mandatario soviético Mijaíl Gorbachov en plena Guerra Fría.

“Los aliados de la OTAN llaman a Rusia a volver urgentemente al respeto pleno y verificable” del mismo, tuiteó el secretario general de la Alianza, Jens Stoltenberg, que advirtió que “ahora le corresponde a Rusia preservar” este acuerdo.

En su declaración, los países de la OTAN subrayan además que “Estados Unidos ha cumplido plenamente con sus obligaciones del tratado INF desde su entrada en vigor”, una situación, a su juicio, “insostenible” si Rusia no lo respeta.

Las potencias occidentales consideran que un sistema de misiles ruso desarrollado y desplegado en los últimos cinco años, conocido como 9M729, viola el tratado INF, un acuerdo que los europeos consideran como la piedra angular para su seguridad.

El presidente estadounidense, Donald Trump, advirtió en cambio en octubre que Estados Unidos, miembro de la OTAN, se retiraría del tratado y aumentaría su arsenal nuclear “hasta que la gente recobre el juicio”.

Pero el lunes, el líder estadounidense expresó su deseo de conversar con sus homólogos chino y ruso, Xi Jinping y Vladimir Putin, “para evitar una carrera armamentística importante e incontrolable”.