En seguida te decimos cuáles son esos hábitos que debes erradicar ahora mismo de tu rutina para mantener a tu vagina saludable y estable.

5Lavar tu zona íntima con jabón perfumado

Por muy limpia y olorosa que quieras mantener dicha zona, los jabones perfumados no son recomendables, ya que pueden provocar que la vulva se endurezca y por ende, disminuyan sus niveles de acidez, lo que provocaría una infección causada por hongos. Lo mejor es usar jabón neutro.