SANTO DOMINGO.-El conflicto entre los “peloteros disidentes” y la actual directiva de la Federación Nacional de Peloteros Profesionales (Fenapepro) se atizará más hoy, con la juramentación de Erick Almonte como presidente de esa entidad.

El abogado de Almonte, Julio César de la Rosa Tiburcio, adelantó que si luego de la juramentación la otra parte no entrega como debe, procederán de inmediato legalmente.

“Lo primero que hicimos fue notificar a través de un acto de advertencia en un acto de aguacil a la Liga de Béisbol para que no le entregue los recursos económicos a la directiva actual de la Fenapepro hasta que se resuelva el conflicto entre las partes”, dijo De la Rosa Tiburcio.

También vamos a colocarles un embargo retentivo a las cuentas, hasta que se haga el cambio de firmas”.

Reclamaciones

Añadió que mañana se dirigirán al Patronato del Estadio Quisqueya para que le entregue la oficina de la entidad que funciona en el Quiqueya y luego la Casa Museo del Pelotero.

“Si todo eso no se logra de manera amistosa, entonces actuaremos por la vía judicial”, indicó De la Rosa Tiburcio.

Detalló de que se apoyarán en el Juez de Paz y la Fuerza Pública, en caso de ser necesario, para exigir la oficina del estadio Quisqueya y la Casa Museo de los Peloteros.

Irresponsabilidad

De la Rosa Tiburcio tildó de irresponsable al exjugador George Bell y a su abogado José Eliseo Almánzar, debido a que ambos participaron en todas las reuniones, así que tenían conocimiento de causa de cada uno de los acuerdos que llegaron las partes en conflicto y luego salieron con que desconocen totalmente el proceso, porque no es vinculante para ellos y no reunió las formalidades legales ni estatutarias.

— Conflicto

Informa El Día que el conflicto se debe a que los peloteros no se sentían representados por la directiva de Mario Soto, a quien le pidieron las actas que los eligieron y supuestamente no las tenía.