El papa Francisco exhortó el sábado a los fieles a tomar conciencia de sus pecados contra el medio ambiente, y expresó su sorpresa de que raramente se hable de ello en la confesión.

“Cuando administro el sacramento de la reconciliación (la confesión), y también cuando lo hacía antes, es inusual que alguien se acuse de violentar la naturaleza, la Tierra, la Creación” declaró el papa al recibir a expertos en teología moral.

“Todavía no tenemos conciencia de este tipo de pecados” se lamentó, y aludió al “grito de la tierra, violada y herida de mil maneras por una egoísta explotación”.

“La dimensión ecológica es un componente imprescriptible de la responsabilidad de cada persona y de cada nación” insistió el pontífice argentino que dedicó en 2015 la encíclica “Laudato si” a la protección del planeta.