A través de un video miles de usuarios vieron el peligroso experimento que realizó un joven al echar cobre fundido de alta temperatura dentro de un coco.

Tras unos segundos, el hombre saca del recipiente el cobre fundido y lo mezcla con la pulpa del coco. ¿La reacción? En el video de Facebook se aprecia cómo los dos productos hacen ebullición en el interior de la fruta, incluso es comparado con el aspecto de un volcán. Se dejó enfriar y lo que sucedió después se convirtió en viral.

Las imágenes exponen que la fruta tiene la capacidad para soportar el alto grado de temperatura de cobre hirviendo. La cáscara y pulpa no llegan a dañarse, pero en cambio el cobre se convierte literalmente en una bola.

La publicación no solamente se quedó en Facebook y debido a su inusual contenido logró tener presencia en plataformas como Twitter, Instagram y YouTube. En los pocos días que tiene publicado logró alcanzar millones de reproducciones y miles de comentarios.