Las extravagancias de los ricos y famosos siempre provocan polémica. Desde gastar más de US$10.000 en una botella de agua bendita o un cráneo de dinosaurio de US$276.000, no hay límite en las locuras sobre sus compras.

Por ejemplo, el magnate y candidato republicano Donald Trump posee un jet de US$100.000.000 en el que los broches de los cinturones de seguridad son de oro de 24 quilates y los grifos de los baños son de plata.

24Floyd Mayweather

El boxeador invirtió US$100.000 en 80 zapatillas deportivas de la marca Louboutin.