Diputados del Partido Revolucionario Moderno (PRM) denunciaron ayer que un militar del J-2 ingresó a la sesión de la Cámara de Diputados para grabar la intervención de la legisladora Faride Raful y de otros congresistas.

Ronald Sánchez, vocero del bloque diputados del partido opositor, interrumpió la sesión de manera abrupta, exigió que paralizaran los trabajos y realizó la denuncia ante los periodistas que cubren el Congreso.



“Un militar del J-2 entró hasta aquí, Santana se lo entrega al seguridad, y en lo que salimos a ver de qué se trata y quién lo envía, se desapareció. Nadie sabe quién es, y vino a grabar a los diputados de nuestra bancada que están haciendo denuncias graves aquí”, declaró.



Sánchez dijo a reporteros del periódico Dominicanoshoy.com que el hombre estaba vestido de civil y poseía un pase de autorización, además indicó que dentro del edificio del Congreso hay agentes uniformados.

Advirtió que mientras continúe la militarización los diputados perremeístas no votarán, “porque eso amenaza la democracia dominicana”.

Desde hace una semana el Congreso Nacional permanece militarizado “por medidas de seguridad” tomadas por los presidentes de ambas cámaras, Radhamés Camacho y Reinaldo Pared Pérez.

Los diputados del PRM pidieron a Camacho que saque los militares del Congreso.