El equipo de campaña que postula al periodista y escritor Fausto Polanco a la presidencia de Acroarte, calificó el fraude de esta institución como uno de los más graves, escandalosos y sin precedentes del país, ocurridos en las recién pasadas elecciones de ese organismo periodístico, el cual atribuyen a Carlos Cepeda Suriel, presidente de la Junta Electoral.

Polanco, quien fue postulado por la plancha azul, recordó que el propio Suriel expresó en varios programas de radio y televisión que hubo un empate entre las dos corrientes, 101 a 101 y que lo más conveniente era llamar de nuevo a elecciones.

“Ellos tenían se trama bien montada desde la semana pasada. Todos los integrantes de la plancha amarilla estaban informados del contenido de la rueda de prensa de este lunes, mientras que a nuestro delegado, Ulises Jiménez, Cepeda nunca le tomó la llamada para darle información”, expresó Polanco.

Dijo que no se quedarán de brazos cruzados y reclamarán ante la justicia que se realicen nuevas elecciones, porque en ningún país del mundo nadie ha resultado ganador con un empate.

“Defenderemos nuestros derechos y el de la membresía que nos apoyó en las elecciones. Lamentamos que por no llamar a nuevas elecciones se lleve a la entidad a un proceso legal en detrimento de todo lo que se ha logrado”, precisó.

Cepeda Suriel y Maura Alcántara, miembros de la junta, votaron a favor de validar voto nulo para la plancha amarilla, mientras que Estuardo Arias, quien fue delegado en Nueva York se abstuvo de votar, al entender que el voto es nulo, como lo certifica el acta notarial certificada por el abogado notario David Rivas, de Nueva York.

“Deploramos que Cepeda y Alcántara tomaran la decisión de violentar las normas y llevar a Acroarte a un proceso legal en detrimento de todo lo que se había logrado.

Precisó que se jugó el derecho fundamental de los cronistas de arte, que es el de elegir y ser elegido en buena lid.

“Nosotros siempre pedimos que se fuera a elecciones de nuevo, pero Carlos Cepeda y los componentes de la plancha amarilla jugaron con nosotros, tras mantener un silencio durante casi una semana, buscando la forma de llevar a cabo su plan”, dijo Polanco, quien defendió el derecho de la membresía que apoyo a la plancha azul en las elecciones.