Rosy Alberto, presentadora de televisión, locutora, modelo e influencer salvadoreña, está atravesando un momento incómodo por culpa de Instagram, tanto en el ámbito personal como profesional.

La también exreina de belleza, denunció a través de un video que esa red social eliminó sus dos cuentas, una de las cuales superaba los 200 mil seguidores. El audiovisual, de un poco más de once minutos, fue publicado en Facebook y en Youtube.

“Me cayó un mensaje, como una notificación, donde decía que Instagram había cancelado mis cuentas porque al parecer infringía una norma. La verdad es que nunca infringí una norma de ellos, porque siempre he hecho las cosas bien”, enfatiza Alberto.

Rosy afirma que tenía dos cuentas en esa red social porque hace algunos meses una de ellas fue “hackeada”. También asegura que otras personas han creado muchas cuentas falsas con su nombre y que estas aún siguen habilitadas.

“Me siento super indignada. No tienen idea de cuántos mensajes le mandaba a Instragram para que verificara mi cuenta (check azul). Conozco a varias ‘influenciadoras’ de mi país que tienen menos seguidores y tienen su cuenta verificada”, afirma.

Ante la cancelación de sus dos cuentas, la presentadora de TVO Canal 23 decidió abrir una nueva, pero en menos de 24 horas esta también fue inhabilitada.

“Yo no es que suba fotos en bikini; sí subo alguna de la playa, pero es bien raro. Yo conozco a niñas que suben un montón de fotos en bikini y jamás les ha pasado eso. No sé si otras personas están reportando mi cuenta”, dice.

La joven influencer dejó claro que no está enojada por la situación, sino preocupada.

“Simplemente estoy un poco estresada, resentida. Imagínate, tanto trabajo, llevando tu cuenta y subiendo bonitas fotos para todos ustedes y que de la nada ellos (Instagram) te digan ‘te la vamos a cerrar, simple’”

Alberto afirma que después del inconveniente ha enviado a Instagram muchos formularios y copias de sus documentos personales con la intención de recuperar sus cuentas, pero hasta el momento no ha recibido ninguna respuesta de la compañía.

La presentadora originaria de Ilobasco también denunció recientemente en un post que su cuenta de Facebook también la están intentando hackear.

“No entiendo quién es (el) que quiere que desaparezca de la redes sociales; ya paren por favor”, expresó.