María Chiara Mete recibió de sus padres, como regalo de cumpleaños número 21, un cirugía de nariz pero durante el procedimiento sufrió un paro cardiaco y murió poco después mientras la llevaban de emergencias a otro hospital. El caso sucedió en Italia.

La joven italiana murió mientras le realizaban una cirugía estética en una clínica en ese país. María había recibido la cirugía como regalo por su cumpleaños número 21. El regalo fue hecho por sus padres con motivo de su cumpleaños.

Según declararon los padres a “Mirror” la joven tuvo un paro cardiaco mientras le realizaban la rinoplastía. María fue llevada de urgencia a otro hospital, donde los médicos le diagnosticaron muerte cerebral. Los padres de la joven exigen que se haga una investigación para esclarecer la muerte del chica.

María decidió hacerse la rinoplastía porque no se sentía cómoda con su nariz