La exvicepresidenta de la República Milagros Ortiz Bosch rechazó los planteamientos del exmandatario Hipólito Mejía y del expresidente del Senado Ramón Alburquerque, de que sea reformada la Constitución para rehabilitar a Danilo Medina.

Argumentó que el Partido Revolucionario Moderno (PRM), como principal de la oposición, debe concentrarse en su fortalecimiento y estrategia electoral para ganar los comicios del 2020, a fin desplazar del poder al Partido de la Liberación Dominicana (PLD).



Hizo referencia a los planteamientos de Hipólito Mejía, quien favoreció ayer la reforma constitucional para permitir que Danilo Medina pueda aspirar nuevamente a la Presidencia de la República para el 2024, fijar un plazo para realizar nuevas reformas constitucionales e incluir algunos otros aspectos de modificación.



Mientras que Alburquerque tuiteó este viernes preguntando si convendría al PRM aprobar la reforma a la Carta Magna para rehabilitar a Medina para éste derrote a Leonel Fernández internamente y así agudizar la crisis en el PLD y dividirlo, de manera que como estrategia electoral este facilite el triunfo del partido opositor en el 2020.

En uno de sus comentarios en el programa Milagros desde la Z, Ortiz Bosch, en respuesta a Alburquerque, quien es su compañero de partido, dijo que un partido político como en el caso del PRM, lo que debe hacer es continuar creciendo y apoyarse en sus propias fuerzas, y no crecer atendiendo a lo que puede pasar en otras fuerzas.

Entérate más:  Reciben personal y equipos de excavación especial desde Canadá para rescate de mineros

Estimó que Alburquerque, a quien consideró muy inteligente, debió haber sopesado muy bien lo que está diciendo.

“Igual que tú no puedes comer en tu casa atendiendo lo que está comiendo el vecino, sino en tu propia capacidad de llevar la comida a tu casa”, precisó en una nota que difunde el portal de la Z101FM.

Hizo referencia a la crisis ocurrida en el Partido Revolucionario Dominicano (PRD) en el año 1986, cuando Salvador Jorge Blanco, presidente de la República en ese entonces, designó una comisión que acabó con no contar los 80 mil votos que hacían falta a Jacobo Majluta, el candidato presidencial perredeísta, para ganar las elecciones.

Afirmó que por esa decisión de Jorge Blanco el país lo pagó caro, porque se permitió el retorno al Gobierno de Joaquín Balaguer, quien gobernó otros diez años, hasta 1996, cuando apoyó al PLD en una alianza contra el PRD y su líder, José Francisco Peña Gómez.

Recordó que igual ocurrió cuando Hipólito Mejía le abrió el camino a la reelección en el 2004 y facilitó el triunfo electoral de Leonel Fernández y los 20 años de Gobierno del PLD.

Entérate más:  La Tesorería Nacional empieza a pagar el bono de 1,500 pesos anunciado por el presidente Abinader

“No es propio, no es aconsejable desde mi punto de vista, y lo podría discutir con Ramón”, en referencia a Alburquerque, por entender que con él se podría discutir profundamente.

Cita fortalezas

“Hay que crecer, hay que ganar por nuestras propias fuerzas, por lo que representamos, por la conducta de nuestros legisladores, que entregan a tiempo su declaración jurada; por los informes económicos que hace el partido, porque denunciamos a Odebrecht cuando nadie hablaba de eso, porque hemos mantenido a un grupo de legisladores coherentes, luchando ahí, y un partido que ha ido demostrando que se puede ser mejor”, enfatizó.

Opinó que aprobar la rehabilitación electoral de Danilo Medina crearía una situación de doble vía que convendría al PLD, que es la impunidad.

“Lo que hay que hacer es que superar eso; venderle, enseñarle al país el esfuerzo por hacer un conjunto de fuerzas sociales que lleven a la victoria, a una fuerza o a una cantidad de incorporaciones de fuerzas que hagan posible un triunfo definitivo, no para ver si uno engaña al otro, porque se van a seguir engañando. No es verdad que ninguno es inderrotable. Los dos son derrotables, cada uno en su momento y en su tiempo”, puntualizó la dirigente perredeísta.