Nueva YorkEstados Unidos. Un juez estadounidense dijo este miércoles que el juicio por cargos de tráfico sexual del financista millonario Jeffrey Epstein no comenzará antes de junio del próximo año.

El magnate caído en desgracia apareció en la corte por primera vez desde que fue encontrado inconsciente en su celda de la cárcel la semana pasada, pero no mostró signos visibles de lesiones, como supuestas marcas en su cuello, tras un aparente intento de suicidio.



Jeffrey Epstein

Epstein, de 66 años, y quien ya ha sido inculpado por delitos sexuales, se sentó impasible en el juzgado de Nueva York mientras fiscales y defensores discutieron cuándo debería comenzar su juicio por las acusaciones de tráfico de niñas menores de edad con fines sexuales.

La fiscal federal adjunta Alison Moe presionó para iniciar el proceso en junio.



«Hay un interés público en realizar este juicio lo más rápido posible», dijo.

Martin Weinberg, abogado de Epstein, le dijo al juez Richard Berman que a la defensa le tomaría 13 meses preparar el caso, argumentando para que el juicio comience en septiembre de 2020.

El caso «plantea problemas únicos y complejos», dijo, detallando al tribunal que se esperaba que los abogados tuvieran que revisar más de un millón de páginas de documentos relacionados al proceso.

Berman dijo que el juicio duraría entre cuatro y seis semanas. Fijó una fecha provisional de inicio para el 8 de junio, pero dijo que se confirmaría en una audiencia posterior.

Epstein está acusado de un cargo de tráfico sexual de menores y un cargo de conspiración para cometer tráfico sexual de menores.

Él niega las acusaciones y, de ser condenado, enfrenta una pena de hasta 45 años de prisión.

Múltiples medios estadounidenses informaron la semana pasada que Epstein había sido encontrado herido en su celda en el Metropolitan Correctional Center en Manhattan.

Los agentes están investigando si se lastimó a sí mismo en un intento de ser transferido a otra cárcel, o si fue víctima de una agresión.

El millonario financista, que ha entablado amistad con innumerables celebridades y políticos a lo largo de los años, fue condenado anteriormente por pagar a jóvenes por masajes sexuales, pero evitó una acusación federal bajo un controvertido acuerdo de culpabilidad.