Reconozcámoslo: los hombres lo tienen fácil cuando se trata de vestirse para el trabajo. Casi cualquier chaqueta azul, cualquier par de vaqueros oscuros y cualquier camisa con cuello servirá. Para las mujeres no siempre es tan simple.

1La intensa decoración de uñas

La decoración sutil de las uñas, como una fina franja metálica, puede verse elegante en las uñas, especialmente en un entorno de trabajo más creativo. Pero usar todos los colores, complementos y patrones es demasiado para una revisión trimestral con tu jefe. Guarda las pegatinas, los neones y las gemas para el fin de semana o para cuando tengas, no sé, una fiesta temática o algún evento para asistir.