NUEVA YORK._ La rapera dominicana radicada en El Bronx, Ashley Bautista, conocida artísticamente como “Young Ash” y cinco cómplices hombres fueron acusados ayer miércoles en la Corte Suprema Estatal de Manhattan, por supuestamente cometer un fraude de miles de dólares, que sumaron un total de $50.000, usando el esquema de descifrado de tarjetas, anunció la fiscalía en un comunicado.

La artista, intérprete del género Hip Hop, que ha trascendido en las redes sociales desde hace algunos años, pero no así en los escenarios, se declaró “no culpable” de los cargos.

Los fiscales dicen que ella, junto a los imputados Gabriel Molina, Fray Luis Henríquez, Justin Simon, y Jarod Bailey. Conspiraron para robar informaciones de cheques que eran fotografiados por Molina, quien se desempeñaba como conserje en un lujoso edificio en el Alto Manhattan, para luego clonar la información bancaria de los inquilinos que pagaban sus rentas.

Es acusada por hurto mayor y según el comunicado del fiscal del distrito de Manhattan, Cyrus Vance Junior, ella actuaba como reclutadora de víctimas a través de sus apariciones en la red social Snapchat, donde aparecía forrada de billetes que tiraba al aire, para convencer y motivar a los estafados.

También prometía a sus seguidores conseguir dinero rápido a cambio de la información de sus cuentas bancarias, según la fiscal adjunta Alona Katz que procesa el caso.

La rapera es acusada además de utilizar información personal de las víctimas, cheques falsos y tarjetas de cajeros automáticos para retirar dinero efectivo de cuentas bancarias en el esquema con descifrado de tarjetas.

“Como advertimos el comisionado de la policía, James O’Neill y yo el año pasado, los estafadores de descifrado de tarjetas con grandes seguidores en Snapchat y otras plataformas están atrayendo a la gente a sus esquemas mostrando productos de diseñadores, autos de lujo y montones de dinero en efectivo”, añadió el fiscal Vance Junior en la declaración.

“Los usuarios de las redes sociales que ven estas publicaciones prometiendo dinero rápido deberían saber que son estafas”, agregó el representante del Ministerio Público.

El expediente sostiene que Molina, de 32 años, fue responsable de cobrar los cheques de los inquilinos.

Secretamente tomó fotos de los cheques y los envió a Henríquez, de 23 años, quien los usó para crear cheques falsos.

Molina y Henríquez usaron las cuentas bancarias de los seguidores de la rapera para depositar los cheques falsos y retirar el dinero.

Simon, de 22 años, y Bailey, de 21, actuaron como corredores que presuntamente depositaron cheques y retiraron efectivo de las cuentas.

La rapera fue puesta en libertad sin fianza.

“La señora Bautista usó su fama en línea como una prometedora estrella del rap para reclutar y solicitar a personas más jóvenes a que entregaran sus tarjetas bancarias con información personal”, dijo la fiscal Katz en su lectura de cargos.

“Si eres de El Bronx con una cuenta de banco activa y quieres ganar dinero el mismo día sin estafas, verás exactamente lo que está sucediendo… hmuuuuuuu solo en el área de Nueva York”, escribió la rapera en una publicación en la red social sobre una imagen de fondo con un montón de billetes de $ 20.

Los fiscales presentaron una acusación de 74 cargos contra la rapera y sus cuatro cómplices que incluyen robo de identidad, hurto mayor, plan para defraudar, posesión criminal de un instrumento falsificado y posesión ilegal de información personal.

A Molina se le impuso una fianza de $25,000 con bonos o en efectivo de $15,000 después de declararse inocente.

Por: Miguel Cruz Tejada

Suscribete al canal de Youtube Las exclusivas de José Peguero