Un hombre le quitó la vida a su expareja de varios disparos y tras darla por muerta se suicidó, en un hecho ocurrido anoche en San Pedro de Macorís.

El empresario Oscar Fernández Estévez, propietario de una mueblería en San Pedro de Macorís, le propinó cuatro disparos a su expareja, la abogada Aniver González, a quien dos años antes había herido con un arma blanca durante un altercado ocurrido en esa misma localidad.

Aunque la mujer logró sobrevivir, informa la periodista Edith Febles, que Aniver González falleció a consecuencia de una hemorragia en el hospital Antonio Musa de San Pedro de Macorís.

Su verdugo le propinó los disparos un muslo, hombro, tórax y abdomen.

José Thomás Pérez, embajador dominicano en Washington expresó su pesar desde la red social de Twitter al enterarse del caso:

“Terrible tragedia lleva a esta joven brillante, ex pasante en nuestra embajada en Washington, a la muerte. Los feminicidios cuestionan severamente nuestro sistema de justicia. Todos sabían que el asesino la iba a matar y la justicia no hizo nada para evitarlo. EPD”

Mientras que la periodista Edith Febles manifestó que a pesar de haberse marchado del país, a su regreso Anibel encontró la muerte:

“Esta es la fotografía que tenía Anibel en su WhatsApp. Ella logró salir del país pero tuvo que volver hace unas 3 semanas cuando terminó su pasantía en una Embajada dominicana. Al llegar prefería pernoctar en Santo Domingo para evitar a su verdugo en libertad”.