Santo Domingo. Un alto ejecutivo de uno de los bancos comerciales del país me ofreció un dato muy importante, en la República Dominicana más de 50 instituciones financieras poseen aplicaciones en las que sus clientes pueden realizar operaciones bancarias, lo que evidentemente se traduce en menos operaciones sin tener que visitar físicamente las sucursales de los bancos y satisfacción para el cliente que tiene a su disposición y las 24 horas del día una plataforma en la que pueden hacer transferencias, pagos, revisar sus estados de cuenta, pagar servicios dentro y fuera del banco además de otras grandes ventajas.

Para que tengan una idea y por citar un ejemplo palpable, el Banco Popular cerró el año pasado alcanzando la cifra de 800,000 clientes digitales y con el 70.6% de las transacciones realizadas a través de los canales digitales y electrónicos.



Pero si analizamos el volumen de todas las transacciones por internet de nuestro sistema bancario nos daremos cuenta que las tarjetas de crédito y débito registran 7 mil millones de pesos en pagos locales, mientras que por el concepto de pagos internacionales se tiene el registro de un movimiento económico que supera los 28mil millones de pesos.



Entérate más:  Lo nuevo de Instagram

Esta facilidad y gran crecimiento financiero que exhiben los bancos no es posible sin una infraestructura de red que permita tales movimientos, sin proveedores locales de Internet que suplan las necesidades cada vez más exigentes de sus clientes que quieren resolverlo casi todo desde su celular o una computadora de escritorio.

Se aproxima una fecha importante en el calendario de actividades que involucran el desarrollo de la tecnología y es bueno que desde ya reserven un espacio para ClaroTec desde el 25 hasta el 27 de octubre a celebrarse en la terminal de Sans Souci, allí se mostrarán los avances de la transformación digital, la inteligencia artificial y el Internet de las cosas.