Para evitar que los errores sean los que atrapen la atención del reclutador, hemos enumerado los que se repiten con más frecuencia entre los candidatos. Por suerte, tenemos la fórmula para que no volver a caer en ellos.

7Faltas de ortografía o gramaticales

Los textos cada vez más escuetos que acostumbramos a manejar en la mensajería instantánea hacen flaquear la gramática. Pero estas breves fórmulas digitales no pueden colarse en el currículum. “El reclutador puede llegar a pensar que esa persona no es cuidadosa con su trabajo y que no presta atención a los detalles”, comenta Judith Monmany, responsable de comunicación del portal de empleo InfoJobs.