Santo Domingo, RD.- La primada ciudad de América fue escogida por la República Federal de Alemania para recibir una pieza original del Muro de Berlín como regalo. Así Alemania quiere honrar a la ciudad primada del Nuevo Mundo, para perpetuar uno de los momentos decisivos de su revolución pacífica culminando el nueve de noviembre del año 1989, hace 30 años, a la caída del Muro de Berlín y a la posterior Reunificación de Alemania el tres de octubre de 1990.

República Dominicana y su relación con Alemania tienen muchas historias de éxito y desarrollo. Fue República Dominicana que en la Conferencia de Evian, en 1938, se comprometió a  recibir a judíos alemanes huyendo de la dictadura nazi: el país les otorgó visados y tierra en la costa norte, lo que hoy es la próspera zona turística, agropecuaria  y ganadera de Sosúa. Familias enteras lograron enriquecer la región con nuevas tecnologías de desarrollo, especialmente en la fabricación de quesos y mantequilla.

La importancia de escapar y el deseo de vivir en libertad, también es el simbolismo del Muro. Fue bajo la opresión y la dictadura que vivieron los alemanes del este: En 1949, la Unión Soviética creó en su zona de ocupación un país socialista con una economía planificada, la República Democrática Alemana o “RDA”.  Sus gobernantes alegaban que su país era una democracia.

Pero, de hecho, todas las libertades estaban restringidas o negadas. Por esto, millones de personas huyeron de allí a la libertad en Alemania occidental.

Entre 1949 y 1961, alrededor de 2,7 millones de personas habían abandonado la RDA: alrededor de la mitad de ellos era gente joven de menos de 25 años. Solo en el año 1960, más de 200,000 personas huyeron al oeste. Como dicen: donde no hay libertad, la gente “vota con los pies”, así lo destaca el periódico Listín Diario.

Aún el 15 de junio de 1961, el presidente del Consejo de Estado de la RDA, declaraba famosamente que nadie tenía la intención de construir un muro. Pero, el 13 de agosto de 1961, el régimen socialista de Berlin-Este empezó a construir un muro, el Muro de Berlín. Esa medida se dirigía, en primer lugar, contra la población propia que, en el futuro, se le prohibió cruzar la frontera. Casi 17 millones de alemanes fueron encarcelados en su propio país.

Derrumbe del Muro

En el muro había soldados armados de la RDA que disparaban a los que querían huir. También se instalaron sistemas de minas y autodisparo. Un total de unas 700 personas murieron al intentar huir de la RDA hasta que la Revolución Pacífica, hace 30 años, causó el derrumbe del Muro y trajo la libertad. Esta revolución pacífica fue el resultado de las transformaciones políticas en Alemania y en Europa Oriental: por una parte, las personas en Alemania Oriental se organizaban para pedir más libertades políticas y se manifestaban de forma pacífica.  Por otro lado, cambios importantes se registraban en el escenario mundial, las reformas en los países socialistas.