La diferencia de los cerebros femenino y masculino fue el tema abordado por el doctor José Silié Ruíz durante la conferencia “El Cerebro Femenino” impartida con los auspicios de la Asociación de Ex Alumnas del Colegio Inmaculada Concepción de la Vega, en la sala Aída Cartagena Portalatín de la Biblioteca Nacional Pedro Henríquez Ureña.

Durante la conferencia el neurocientista describió varias de las características del cerebro femenino, señalando que son muchas las investigaciones que han permitido saber que el hemisferio cerebral izquierdo es el del lenguaje, y que funciona antes en la mujer, y que en el hombre es más activo el territorio cerebral derecho, el espacial.

Explicó que las niñas suelen tener el hemisferio cerebral izquierdo activo a los dos años y el de los niños debe esperar hasta los cinco años. “Es evidente que si usted pone a estudiar un nuevo idioma a dos niños, a una hembrita y un varón, ¿quién aprenderá primero el nuevo idioma? Los niños tardan dos años más que las niñas en establecer su preferencia manual”

Resaltó que de ahí, es que, las niñas aprenden a hablar y a escribir antes y mejor que los niños, así como en ellas se dan menos los trastornos disléxicos que en los varones, lo que es de suma importancia para educadores de primarias, padres y abuelos.

Agregó que los niños tienen más y mejor especializado que las niñas el cerebro derecho, que participa en el reconocimiento espacial, y que las niñas tienen la actividad cerebral más repartida entre los dos hemisferios, siendo el cerebro femenino más simétrico.

Explicó que también el hemisferio derecho, está especializado en la captación de las expresiones faciales emocionales y de las entonaciones del lenguaje, sobre todo en el reconocimiento emocional fuera del contexto y en un tiempo corto como si dijéramos “a ojo de buen cubero”.

“Las niñas tienen desarrollada en el área del surco temporal superior, si nos ponemos la mano en la sien ahí debajo está es el área donde están las llamadas neuronas en espejo que son el mecanismo esencial para comprender el comportamiento de los demás y amerita por su importancia otro ´´conversatorio¨.

Agregó que esa área tiene gran conexión con el lóbulo frontal y las amígdalas cerebrales que nos hacen seres racionales y sociales.

Resaltó que la supervivencia humana depende de entender las acciones, intenciones y emociones de los demás, o sea que las áreas de las células de espejos, están más desarrolladas en las niñas que en los niños, demostrándose que las mujeres son capaces de desarrollar conjuntamente una serie de habilidades, que el hombre no es capaz de hacer. “Debemos aceptar que las damas, son más inteligentes en muchos aspectos que los caballeros”.

Suscribete al canal de Youtube Las exclusivas de José Peguero