El “King del Merengue”, Wilfrido Vargas, estuvo en Miami promocionando su nuevo tema “Merengue que aloca” y el ritmo “aloca, que aloca, que aloca, que aloca”. Pero la canción no es solo baile y diversión, también es un tributo a su natal República Dominicana.

“Hay una razón muy nacionalista”, dijo Vargas. “Hay una razón que tiene que ver con esa inyección motivacional que tienen los pueblos cuando se sienten, cuando se habla de su nacionalidad”.

Vargas añadió que “por más que un dominicano tenga problemas con otro (…) la dominicanidad como concepto, eso no se negocia”.

Después de casi 50 años en el mundo de la música, Vargas admite que hace mucho tiempo no iba a los estudios de grabación.

“Yo me subía en un balcón a ver las distintas tendencias pasar. Llegó la lambada, y el merengue ahí. La música urbana, y el merengue ahí. El reggaetón, y el merengue ahí”.

“Por más que el merengue vea otros géneros pasar, no se dobla. Es como una varilla que está en el centro del bailador. El bailador no negocia el merengue”, añadió.

Con información de El Nuevo Herald

Suscribete al canal de Youtube Las exclusivas de José Peguero