Honduras, Tegucigalpa.- El gobierno de Honduras, realiza los procedimientos correspondientes que permitirán en los próximos días, la repatriación de los 30 pescadores dominicanos que fueron detenidos el 3 de diciembre del año en curso, cuando realizaban faena de pesca de forma ilegal, próximo al banco de pesca hondureños, conocido como “Rosalinda”, abordo de la embarcación con bandera dominicana “Melissa Lynn”, 200 km al norte del departamento oriental de Gracias a Dios.

El Canciller dominicano Miguel Vargas Maldonado, tan pronto se enteró de la situación que atraviesan los pescadores dominicanos detenido en aguas internacionales dio las instrucciones al embajador dominicano Dr. Marino Beriguëte para que procediera de inmediato a conocer el estado en que se encuentran los pescadores nacionales dominicanos.

La embajada dominicana desde el momento en que se dio a conocer la noticia, ha estado en comunicación permanente con las autoridades hondureñas, realizando las gestiones adecuadas para que estos ciudadanos puedan regresar a su país y reunirse con sus familiares; por instrucciones del canciller Miguel Vargas, quien ha estado dándole seguimiento al caso de los dominicanos retenidos.

El embajador Marino Berigüete se trasladó desde el viernes 06.12.2019 a la ciudad de Trujillo, departamento de Colón en el Caribe hondureño, para constatar la situación de sus coterráneos; el diplomático reconoció la presteza con la que las autoridades hondureñas han manejado este caso y agradeció el buen trato dispensado a sus paisanos.

Por Olmedo Pineda