El merenguero Ala Jaza tuvo un accidente de tránsito el cual ocurrió cuando se divertía recorriendo las montañas de jarabacoa en su Buggy, el cual terminó volteado en una curva de dicho municipio.

El intérprete de «Que nadie se meta» terminó agradeciendo a Dios por salvarle la vida, citando al salmo 91 en una publicación colgada en su cuenta en la red social de Instagram:

El que habita al abrigo del Altísimo Morará bajo la sombra del Omnipotente. Diré yo a Jehová: Esperanza mía, y castillo mío; Mi Dios, en quien confiaré.

El te librará del lazo del cazador, De la peste destructora.

Con sus plumas te cubrirá, Y debajo de sus alas estarás seguro. Gracias Mi Dios Cada Dia Te Seré Más Fiel.

https://www.instagram.com/p/B_yt86kpPbJ/

 

Entérate más:  Ghislaine Maxwell, la "jet set" arrastrada por el apetito sexual de Epstein