Pocos éxitos resultaron tan rotundos como La Casa de Papel. La producción española creada por Álex Pina para Antena 3 terminó encontrando en la plataforma de Netflix el lugar para explotar definitivamente y convertirse en un fenómeno mundial.

Y entre los personajes más carismáticos de la serie desde el principio fue, sin dudas, Berlín, representado por el actor Pedro Alonso. Que se puso en la piel de un líder tan amado como odiado por la audiencia.

Por eso sorprendió a los millones de televidentes que lo “sacrificaran” a final de la segunda temporada, una decisión que hasta el momento muchos se seguían preguntando.

Sin embargo, dos temporadas después, por fin, se pudo revelar la razón de por qué decidieron “matar” al emblemático Berlín, pese a que siguió teniendo influencia en la trama.

Se sabe que La Casa de Papel ha sido de los mayores fenómenos de España? en Netflix, aunque antes de la llegada a la plataforma de streaming parecía estar destinada al fracaso.
El personaje en cuestión, justamente, atrapaba la atención del público del mundo por su cinismo, egocentrismo y su particular forma de explicar los acontecimientos.

Sin embargo, la muerte de Berlín, justamente el hermano de El profesor, el cerebro de la banda, dejó a miles sin palabras.

De esta manera, el creador de la serie argumentó recientemente que hubo presiones externas que le exigían alterar el guion original, puesto que no se sentían cómodos con el rol interpretado por Pedro Alonso.

“Este personaje no encaja con nuestros tiempos. Deberías sacarlo de la serie”, cuenta el autor que le dijo una persona influyente, a lo que le respondió que no tenía intención de hacerlo. “Es un misógino, un narcisista y un psicópata de muchas formas distintas”, siguió.

La conversación se tornó determinante ante el futuro del personaje.

Finalmente, como todos sabrán, se “eliminó” a Berlín”, no obstante, su presencia siguió, pues su presencia y referencia en la historia resultaba clave.

Para aquellos que no lo recuerdan, Berlín padecía una enfermedad terminal, por lo que sabía que le quedaba poco tiempo de vida.

De ahí que en los últimos momentos del robo a la “fábrica de billetes” española, se sacrificó por el bien de la banda. Permitió que salieran del edificio vivos y con el botín.

En las siguientes temporadas de “La casa de papel”, aparece a través de flashbacks al pasado. Un personaje adorado y odiado por su características, pero sin dudas, clave para el éxito que dio la vuelta al mundo.

Con información de Clarín.

Sigue a EnSegundos en Google News