Trabajadores del cementerio de Vila Formosa, en las afueras de Sao Paulo, cargan el ataúd de una persona fallecida por COVID-19, el 20 de mayo de 2020 NELSON ALMEIDA AFP/Archivos

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) instó a la “flexibilidad” y a tomar decisiones en base a datos epidemiológicos “detallados” para frenar una pandemia de covid-19 que de lo contrario podría dejar más de 400.000 muertos en tres meses en Latinoamérica y el Caribe.

Por su lado, el asesor médico de la Casa Blanca advirtió que Estados Unidos, el país más afectado por la pandemia en términos absolutos con 2.612.259 contagios y 126.512 muertos, podría registrar 100.000 casos diarios si no toma medidas para frenar el virus.

La pandemia no da muestras de repliegue, con al menos 10.372.230 casos y 506.818 muertos en el mundo, según el recuento de AFP hasta las 19H00 GMT de este martes, en base a fuentes oficiales.

“Se espera que América Latina y el Caribe tengan más de 438.000 muertes de covid-19” en los próximos tres meses, advirtió en rueda de prensa Carissa Etienne, directora de la OPS.

La proyección de la OPS incluye a Estados Unidos, el país más afectado del mundo, con una previsión de más de 175.000 muertos en los próximos tres meses.

El pico de contagios se producirá en diferentes momentos. Chile y Colombia alcanzarán su punto máximo en los próximos 15 días, en tanto en Argentina, Bolivia, Brasil y Perú se producirá en algún momento de agosto. En Centroamérica y México, será a mediados de agosto, aunque en Costa Rica se espera para octubre.

“Estas proyecciones se cumplirán solo si persisten las condiciones actuales” y pueden modificarse si los países “toman las decisiones correctas”, advirtió Etienne, quien instó a enfrentar la pandemia con datos de vigilancia epidemiológica “cada vez más detallados” y con “flexibilidad” ante la presencia de comunidades muy dependientes de la economía informal en la región.

– Derrumbe económico y del empleo –

Perú, con 70% de su economía en la informalidad y con dos millones de personas que perdieron el empleo durante la cuarentena, inicia el miércoles el desconfinamiento con la reapertura de la actividad en 18 de las 25 regiones del país.

El país, uno de los países más afectados con 282.195 de casos y 9.504 muertos, aplicó un estricto confinamiento desde el 16 de marzo, lo que le significó una caída de 13% del PIB en el primer cuatrimestre impulsada por un desplome de 40% en abril. El Banco Central prevé una caída de 12,5% del PIB en 2020.

En Chile, que registra 280.000 contagios y 5,575 muertos, el desempleo escaló a 11,2% en el trimestre móvil marzo-mayo, con un mercado del trabajo muy resentido por las medidas restrictivas impuestas para evitar la propagación del virus.

El desempleo también trepó en Colombia a 24,5% en mayo, duplicando el índice registrado en el mismo mes de 2019 (11,2%). Se trata del peor resultado desde hace casi dos décadas, cuando se empezó a hacer este tipo de mediciones, indicó a la AFP el servicio de prensa del estatal Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE).

Estos casos son apenas una muestra, pues la pandemia hace estragos en todo el mundo. Un estudio de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) indica que las horas de trabajo en la primera mitad del año descendieron un 14% con relación a diciembre, lo que equivale a 400 millones de empleos a tiempo completo.

La región más afectada es el continente americano que perdió 18,3% de horas, seguidos por Europa y Asia Central con 13,9%.

– Piden tomar medidas en EEUU –

El asesor médico de la Casa Blanca, Anthony Fauci, advirtió de su lado que de no tomar medidas para frenar la propagación del coronavirus, Estados Unidos podría llegar a tener 100.000 casos por día.

“Ahora estamos teniendo 40.000 nuevos casos diarios. No me sorprendería si llegamos a 100.000 diarios si esto no cambia”, dijo en una audiencia ante el Comité de Salud y Educación del Senado el experto, quien no obstante se negó a proyectar un número de fallecidos.

Estados Unidos sufre una crecimiento exponencial de los contagio en particular en los estados del sur y oeste del país, con varios estados que debieron dar marcha atrás en su desconfinamiento.

Muestra de ello es la decisión de Nueva York de exigir cuarentena a los visitantes de California, Nevada, Georgia, Iowa, Idaho, Luisiana, Misisipi, Tennessee, Alabama, Arkansas, Arizona, Florida, Carolina del Sur, Carolina del Norte, Utah y Texas.

– Intimidación y negación –

La alta comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, la chilena Michelle Bachelet, denunció la intimidación en países como China y Rusia en el contexto de la pandemia, así como la negación de la crisis en otros, como Brasil, Estados Unidos o Nicaragua.

En países como Brasil, Burundi, Nicaragua, Tanzania y Estados Unidos “temo que las declaraciones que niegan la realidad del contagio del virus (…) intensifiquen la gravedad de la pandemia”, y criticó a otros como El Salvador por “la aplicación arbitraria y excesiva de medidas”, contra el coronavirus.

En tanto, la Unión Europea, cuya economía hace agua, abrió sus fronteras el martes a turistas de 15 países.

La lista, difundida al comenzar la crucial temporada veraniega, incluye Argelia, Australia, Canadá, Georgia, Japón, Montenegro, Marruecos, Nueva Zelanda, Ruanda, Serbia, Corea del Sur, Tailandia, Túnez y Uruguay, el único país de América Latina, así como China, pero este último bajo criterios de reciprocidad. Estados Unidos está excluido de la lista.

Sigue a EnSegundos en Google News