La exnovia de Jeffrey Epstein comparecerá el viernes ante un juez de NYC

La británica Ghislaine Maxwell, exnovia y colaboradora del difunto financista Jeffrey Epstein, comparecerá el viernes por primera vez ante un juez de Nueva York, tras su arresto e inculpación por tráfico sexual de menores.

La fiscalía del distrito sur de Nueva York fijó la audiencia para el viernes 10 de julio tras consultar al abogado de la acusada, según un documento archivado en el sistema judicial.

Los fiscales pedirán probablemente al juez que Maxwell permanezca detenida, sin posibilidad de libertad bajo fianza, porque presenta “un riesgo extremo de fuga”.

Maxwell, hija del fallecido magnate de los medios Robert Maxwell, está detenida en la prisión federal Metropolitan Detention Center en Brooklyn, dijo a la AFP un portavoz de la Oficina de Prisiones.

Nacida en Francia, educada en Gran Bretaña y naturalizada estadounidense en 2002, “Maxwell tiene tres pasaportes, grandes sumas de dinero, vastas conexiones internacionales, y absolutamente ninguna razón para permanecer en Estados Unidos y correr el riesgo de una larga pena de prisión”, subrayaron los fiscales en su pedido de detención.

Maxwell posee o está asociada a más de 15 cuentas bancarias en Estados Unidos y el extranjero que desde 2016 han llegado a tener un saldo de más de 20 millones de dólares, indicaron los fiscales.

La integrante del jet set británico de 58 años, amiga de algunos miembros de la familia real británica como el príncipe Andrés, fue arrestada el jueves en una propiedad de 60 hectáreas que compró recientemente en efectivo en Bradford, New Hampshire, donde se ocultaba de la justicia.

La fiscalía del distrito sur de Nueva York la inculpó de seis delitos por ayudar a reclutar a adolescentes para satisfacer los deseos sexuales del estadounidense Jeffrey Epstein y sus amigos ricos y poderosos, y de transportarlas a otro estado con ese fin entre 1994 y 1997, así como por participar a veces en los abusos y mentir a la justicia bajo juramento.

Si es hallada culpable, enfrenta hasta 35 años de cárcel y podría pasar el resto de su vida tras las rejas, según los fiscales.

Maxwell y Epstein tenían “un método”: invitaban a adolescentes vulnerables al cine, a hacer compras y les preguntaban por la escuela y su familia, dijo a periodistas Audrey Strauss, fiscal interina del distrito sur de Nueva York.

“Les hacían sentir que tenían una deuda con Epstein”, explicó.

A veces Maxwell participaba en los abusos de las adolescentes -una de ellas de apenas 14 años-, por ejemplo en masajes de carácter sexual; a veces solo miraba, añadió la fiscal.

Arrestado en julio de 2019, Epstein se declaró no culpable de tráfico sexual de menores, y se suicidó un mes más tarde en una prisión de Manhattan donde aguardaba su juicio. Tenía 66 años.

Su muerte dio origen a varias teorías conspirativas sobre sus amigos ricos y poderosos que podrían estar involucrados en el tráfico o abuso sexual de menores. Dos guardias carcelarios fueron acusados de no vigilarlo correctamente.