Cerveza: conoce todas sus propiedades y beneficios para la salud

Aunque para muchos la cerveza solo es una bebida para compartir con amigos por la noche, los expertos señalan que, gracias a sus ingredientes y formulación, proporcionaría ciertos beneficios para mantenerse saludables e incluso prevenir enfermedades. Esto, siempre y cuando se beba en su justa medida. Aquí te contamos cuáles son sus propiedades y cómo aprovecharlas:

Qué es la cerveza

La cerveza es una bebida alcohólica no destilada muy antigua, desarrollada por los pueblos de los imperios mesopotámicos y egipcios. Se elabora a partir de la fermentación en agua con levadura de granos germinados, que puede ser trigo, mijo o arroz, pero normalmente se recurre a la cebada. A su vez, se suele aromatizar con otras plantas, destacándose en este caso, el uso del lúpulo.

Sus propiedades

La cerveza es rica en vitaminas A, D, E, y del complejo B, también posee una importante cantidad de minerales y de polifenoles, que provienen de la malta de la cebada y del lúpulo. Según recientes investigaciones, esta composición nutritiva vincularía su consumo moderado con ciertos beneficios:

1. Salud renal

La cerveza funcionaría como un perfecto diurético, gracias a que es una bebida muy rica en potasio, y a su vez, posee un bajo porcentaje de sodio. Esto le permite aumentar la secreción urinaria, eliminar la retención de orina, y aliviar la inflamación o irritación que ocurre cuando los riñones no funcionan correctamente.

2. Prevención cardiovascular

Su consumo moderado, por ser rico en potasio y bajo en sodio, también es beneficioso para la prevención las afecciones cardiovasculares. Esta combinación de minerales se asocia a un menor riesgo de presión arterial alta, ya que funcionan como vasodilatadores naturales.

3. Rica en vitaminas

Los más de 2 000 componentes de los que proceden sus ingredientes hacen que la cerveza sea una buena fuente de vitaminas, especialmente del complejo B. Estas resultan esenciales para el sistema nervioso y la regeneración de las células. Además, ayudan a producir energía, y metabolizar y oxidar los carbohidratos, proteínas y grasas.

4. Buena para la mente

Los minerales presentes en la cerveza se han vinculado con un menor riesgos de enfermedades neurodegenerativas. Por ejemplo, el silicio podría llegar a reducir la biodisponibilidad de los metales tóxicos que provocan o favorecen la aparición de enfermedades mentales. Sin embargo, la evidencia que respalda este beneficio aún es escasa.

5. Protege el estómago

El consumo moderado de algunas bebidas alcohólicas, como vino, cerveza o sidra, disminuirían el riesgo de infecciones bacterianas implicadas en la aparición de úlceras gastroduodenales, como, por ejemplo, Helicobacter Pylori. Esto sería posible gracias a que incrementan la secreción de ácidos gástricos y aceleran el vaciado estomacal.

6. Antioxidante

Al ser rica en antioxidantes naturales, el consumo moderado de cerveza se ha asociado con un menor riesgo de ciertos tipos de cáncer y envejecimiento prematuro. Esto se debe a que estos compuestos son claves para combatir la acción dañina de los radicales libres, moléculas inestables que alteran las estructuras celulares sanas.

Precauciones

Al igual que sucede con otras bebidas alcohólicas, los investigadores coinciden que estas bondades no son exclusivas y deben complementarse con una correcta alimentación y ejercicio regular. Además, existe otro factor determinante que diferencia el aprovechar los beneficios de esta bebida o sufrir consecuencias por su consumo: la moderación.

Mayor riesgo de obesidad

Así como la cerveza tiene un lado muy amigable con la salud, todos los excesos son malos y esta bebida no es la excepción. El consumo frecuente de alcohol produce obesidad abdominal con aumento del perímetro de la cintura. Además, en los hombres provoca obesidad general con aumento del índice de masa corporal.

Adicción predecible

El consumo elevado de alcohol durante la adolescencia es peligroso, ya que puede afectar al cerebro que está en desarrollo. Además, la ingesta de bebidas alcohólicas provoca la secreción de endorfinas en determinadas zonas del cerebro, lo que podría desencadenar las emociones positivas que se experimentan en el estado de embriaguez y conducir a la adicción.

Otros datos

Existen estudios que hallaron que la velocidad con la que se bebe alcohol puede verse influenciada por la forma del vaso (los curvados invitan a tomar el doble de rápido que los rectos). Además, abusar del alcohol durante el fin de semana duplicaría el riesgo de morir de un paro cardíaco en comparación a un consumo diario moderado.

Todo con calma

Ahora que sabes cuales son los beneficios y algunos de los problemas que podría causarte un consumo desmedido de cerveza, procura tomarla con moderación. Así, beneficiarás tu salud sin ponerla en riesgo y disfrutarás de una deliciosa bebida.

Fuentes consultadas

Holadoctor.com/ Base Exhaustiva de Datos de Medicamentos Naturales, Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU., Departamento de Agricultura de EE. UU., Instituto Nacional sobre el Abuso del Alcohol y Alcoholismo.