Te explicamos por qué no deberías lavar tu ropa interior en la lavadora

La gran mayoría de las mujeres y hombres, saben perfectamente como se debe cargar la lavadora. Saber que se debe echar en ella y que no, es algo esencial para un buen lavado y para el cuidado de la ropa.

Por lo tanto, es muy necesario saber dividir las prendas en función de los tejidos, los colores y las respectivas indicaciones de las etiquetas, aprender a quitar manchas, decolorar, manejar el tiempo de lavado, la temperatura… en fin, se debe estar comprometido para saberlo hacer y dedicarle el tiempo necesario.

Indica Verónica Pereira en aurana.es que en cualquier momento hasta los más expertos pueden llegar a tener problemas. Es el caso de la ropa interior, ya que pocos saben que no es aconsejable meterla en la lavadora.

Pero ¿Cómo se debe lavar la ropa interior?

En primer lugar, nuestra ropa interior debe lavarse por separado del resto de la ropa que se va a lavar, dado que necesita un tratamiento diferente al resto de las prendas. Esto si se tiene en cuenta que la ropa interior entra en contacto con las partes íntimas de nuestro cuerpo.

En cuanto a los sujetadores, están hechos entre otras cosas con ganchos y aros, entonces al introducirlos en dichos aparatos se corre el riesgo no solo de dañar el interior de la lavadora, sino también el resto de la ropa que podría quedar enganchada en los sujetadores y pincharse o desprenderse.

En el mercado podemos encontrar bolsas especiales para el lavado de estas prendas.

No obstante, si lo que deseamos es utilizar la lavadora para hacer el lavado más rápido, debemos hacerlo solo para la ropa interior y así no correr el riesgo de dañarse, teniendo en cuenta en lo posible usar un programa delicado y de bajo centrifugado.

Si, por el contrario, se trata de prendas mucho más delicadas hechas en encajes y velos, lo mejor es lavarlas a mano con un jabón suave.