Familias Rizek Guerrero y Sanz Caban dicen se cumplieron los protocolos en boda del Country Club

Ante el disgusto generado por una boda multitudinaria en Santo Domingo Country Club, las familias que organizaron el encuentro nupcial explican que cumplieron con todos los protocolos establecidos para garantizar que no se propague el Covid-19.

En un comunicado las familias Familias Rizek Guerrero y Sanz Caban, resaltan que 48 horas previas al matrimonio, se realizaron pruebas PCR a los invitados y el personal que estaba bajo la responsabilidad organizativa del evento, además de emplear el uso de mascarillas.

A continuación el comunicado íntegro de las familias Familias Rizek Guerrero y Sanz Caban:

Como miembros de la comunidad y guiados por principios de solidaridad y respeto, deseamos aclarara la opinión publica algunas informaciones que han circulado en las redes sociales en relación con la boda de nuestros hijos celebrada el viernes 18 de diciembre en el Santo Domingo Country Club.

Ese evento familiar fue organizado con esmero y previsión para proteger la salud de todos los participantes. Conforme evolucionaron las medidas dispuestas por el Gobierno, el formato de la celebración se fue adaptando a la situación sanitaria sin escatimar en los esfuerzos nuestros y del Santo Domingo Country Club para cumplir todas las disposiciones existentes y preservar la salud de invitados y colaboradores del evento. Incluso, aquellas impuestas apenas 72 horas antes de la celebración, fueron obedecidas con estricto rigor reforzando las medidas ya contempladas.

Por eso hacemos de público conocimiento algunas de las medidas implementadas para celebrar el matrimonio de nuestros hijos sin perjuicio de la comunidad y enmarcado dentro de las disposiciones vigentes

El horario original del evento, establecido meses atrás confiando en que no habría toque de queda para la fecha, fue trasladado a las 11 de la mañana.

Realizamos pruebas PCR Covid-19 a todos los invitados, suplidores y personal de servicio 48 horas antes de la celebración como condición para permitir su ingreso.

La densidad del área destinada a la celebración se limitó a menos de la mitad del porcentaje dispuesto en el decreto presidencial, como recurso para reforzar aún más el distanciamiento social.

El brindis de bebidas alcohólicas cesó a las 6 de la tarde. El evento culminó a las 7 de la noche.

El uso de mascarillas y gel desinfectante fue incentivado en todo momento.

Lamentamos si alguna situación o desinformación sobre un acontecimiento familiar ha generado malestar en una parte de la sociedad y ratificamos nuestra voluntad de esclarecerla. Asimismo, pedimos disculpas a quienes se hayan sentido afectados a pesar de todos los esfuerzos realizados.